sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Riquelme renunció a la Selección

Argumentó que fue un pedido de su madre, por problemas de salud. Dijo que fue una decisión difícil y que ya se la había comunicado al técnico, Alfio Basile.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de septiembre de 2006 - 00:00
Buenos Aires. Juan Román Riquelme anunció anoche en el marco de una entrevista con un canal de televisión, su alejamiento del seleccionado argentino. El jugador del Villarreal español lo hizo en el noticiero Telenoche, de canal 13, luego de haber sido capitán del equipo nacional en el último amistoso ante Brasil, en el comienzo de la segunda etapa de Alfio Basile como técnico del seleccionado.

“Me lo pidió mi mamá” explicó el volante en la entrevista, quien señaló que fue una decisión “difícil y dolorosa”, que ya le había comunicado al técnico Basile antes de hacer pública la determinación de dejar la camiseta celeste y blanca. "Antes que nada está la salud de mi madre. Luego del Mundial de Alemania estuvo internada dos veces y mi obligación es cuidarla y no soy nadie para hacera sufrir", dijo el volante del Villarreal.

Símbolo de la era José Pekerman, Riquelme es uno de los jugadores más queridos y a la vez más cuestionados del equipo, sobre todo después de su floja tarea en el mundial de Alemania. Riquelme debutó en el seleccionado mayor el 16 de noviembre de 1997 de la mano de Daniel Passarella y nada menos que en La Bombonera.

El Kaiser lo hizo ingresar en lugar de Marcelo Gallardo a diez minutos del final del partido ante Colombia. Con Carlos Bianchi como técnico, Riquelme agigantó su figura en el Boca que ganó todo entre 1998 y 2001. Marcelo Bielsa le dio una oportunidad, pero el jugador no lo convenció y se quedó con las ganas de jugar el Mundial de Corea-Japón 2002.

Luego llegó un fugaz paso por el Barcelona, sin pena ni gloria, y la llegada al Villarreal, donde sí se consolidó a fuerza de conducción, goles y buenos resultados. Tras el fracaso argentino en Corea-Japón, Riquelme volvió a tener una posibilidad de la mano de uno de sus padres futbolísticos, José Pekerman, quien asumió en la mayor.

El volante fue titular desde el primer momento y tuvo buenos momentos, como por ejemplo el recordado primer tiempo ante Brasil en El Monumental, por eliminatorias. Sin embargo, el transcurrir de los partidos lo fue llevando lentamente a una posición de discutido en el equipo. La principal acusación que le cayó encima fue su forma de juego, su lentitud y fundamentalmente que no cumplía correctamente su función.

Las críticas se multiplicaron luego de la eliminación de Argentina ante Alemania en el mundial y, tras un respiro, las miradas se clavaron rápidamente en el ciclo que venía. Y el que llegó al banco fue Basile, quien regresaba al equipo argentino. Lo primero que hizo el Coco fue darle la cinta de capitán y el debut fue nefasto: 0-3 ante Brasil, en Londres.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar