viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Otro corte en Colón

La medida recibió las críticas del intendente de la ciudad entrerriana, Hugo Marsó, quien calificó a los asambleístas de “extremistas”. Dijo que la instalación de las papeleras “no es tan dramática como la pintan”.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de diciembre de 2006 - 00:00
Los asambleístas de Colón volvieron a cortar ayer por seis horas la ruta de acceso al puente General Artigas en rechazo a la instalación de la papelera Botnia en Uruguay y recibieron las críticas de su intendente, Hugo Marsó, quien los calificó de "extremistas".

Cerca de unas veinte personas mantuvieron bloqueada la ruta de acceso al puente binacional que comunica con la localidad uruguaya de Paysandú desde las 6 y hasta el mediodía, como parte de las medidas de fuerza programadas en repudio de la construcción de la papelera Botnia a orillas del Río Uruguay.

Los cortes de ruta en Colón por lapsos de seis horas comenzaron el viernes pasado y se extenderán hasta el próximo jueves, en solidaridad con los asambleístas de Gualeguaychú, quienes desde hace dos semanas mantienen el bloqueo de la ruta 136 por tiempo indeterminado.

El cronograma de cortes en Colón continuará hoy con dos bloqueos del paso al puente Artigas: el primero se realizará desde la medianoche hasta las 6, mientras que el segundo comenzará a las 18 y se extenderá por otras seis horas.

Ante este escenario, el intendente Marsó volvió a acusar ayer a los miembros de la Asamblea Ambiental de esa ciudad de manejarse con un "extremismo exacerbado", y dijo que la instalación de las papeleras uruguayas no es "tan dramática como algunos la pintan".

"Yo no conozco de pasteras pero estoy viendo la realidad, y la realidad indica que o el mundo está en contra nuestro, cosa que no creo, o realmente la cosa no es tan dramática como algunos la pintan", sostuvo Marsó.

El intendente evaluó que la idea que "se está instalando en Buenos Aires" acerca de las pasteras es "muy dañina para los intereses de Colón", puesto que -según explicó- la suya "es una ciudad que vive del turismo y el 60 o el 70 por ciento lo aporta Capital y el Gran Buenos Aires".

"Nuestros dos patrimonios importantes son la naturaleza y tranquilidad: la naturaleza se está viendo agredida por algunos extremismos exacerbados que dicen que acá nos vamos a morir todos después de que arranque Botnia. Y la tranquilidad se está debilitando en medio del conflicto, de la agresión permanente", sostuvo Marsó en declaraciones a Radio 10.

Según dijo el intendente entrerriano, "si la Corte de La Haya falló en contra (de la Argentina), si el Banco Mundial falló en contra, debemos pensar que las plantas no contaminan tanto como se dice".

"En ese contexto creo que hay que anteponer una actitud moderada y pedirle todas las garantías al gobierno argentino para que cuando la planta comience a funcionar la contaminación realmente no exista. Porque yo creo que Botnia va a ponerse en marcha pese a que algunos no quieran entenderlo", concluyó.

La semana pasada, cerca de un centenar de vecinos y ambientalistas de Colón realizaron un escarche al intendente frente al palacio municipal en repudio a sus expresiones sobre las pasteras.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar