domingo 22 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

BREVES

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de diciembre de 2006 - 00:00
Salarios

La Unión Industrial Argentina (UIA) salió ayer a pedir "prudencia" a los sindicalistas, de cara a las negociaciones salariales del primer semestre de 2007, luego que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) anticipara que reclamará un 20 por ciento de ajuste.

Entre los empresarios también existe preocupación por algunas declaraciones de dirigentes de la CGT sobre que la central obrera no estipula a priori ningún techo en las negociaciones.

Ante este panorama, el abogado laboralista Daniel Funes de Rioja reclamó "moderación" en las negociaciones salariales para que pueda "seguir creciendo el empleo".

Advirtió también que para no perder competitividad "los incrementos no pueden ser nominales sino basados en productividad".

Subrayó también que en 2006 "el 19 por ciento de incremento ha duplicado la pauta inflacionaria", y alertó que "lanzarnos a una carrera de números lo único que generaría es expectativa".



Tarjetas

Los usuarios que utilicen tarjetas de débito y de crédito para realizar sus compras seguirán gozando del reintegro de 5 puntos y 3 puntos porcentuales del IVA, hasta el 31 de diciembre de 2007.

La prórroga del beneficio fue dispuesta por el Ministerio de Economía mediante la resolución 1026 firmada por la ministra Felisa Miceli y publicada ayer en el Boletín Oficial.

Esta es la quinta vez que el Gobierno nacional prorroga este beneficio en el caso de las tarjetas de débito y la tercera para las tarjetas de créditos.

La medida, que busca incentivar el consumo, fue instrumentada en noviembre de 2001 por el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, con el argumento de profundizar la bancarización de la economía.

El beneficio para los usuarios de tarjetas de débito comenzó a correr apenas unos días antes de que la gestión aliancista decretara el "corralito financiero" y la posterior pesificación de los depósitos hechos en dólares.

La medida en un principio beneficio a la totalidad de las compras con tarjetas de débito, aunque en el caso del combustible el porcentaje de reintegro era menor.



Te Puede Interesar