viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El kirchnerismo no pudo con el conjuez cordobés

El alto tribunal derivó la suerte de Diego Estévez a la Cámara Federal de Córdoba. El funcionario judicial había utilizado un fragmento de internet para una resolución.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de diciembre de 2006 - 00:00
El kirchnerismo sufrió ayer su primer traspié en el reformado Consejo de la Magistratura, luego de que no pudiera imponer su criterio de suspender al conjuez federal de Córdoba que sobreseyó a todos los imputados en la causa por la voladura de la fábrica militar de Río Tercero.

La posición mayoritaria, en cambio, determinó que sea la Cámara Federal de Córdoba la que defina la suerte del conjuez Diego Estévez, quien provocó polémica porque en parte de su resolución copió fragmentos completos de una página de Internet.

Según informaron fuentes judiciales, siete consejeros se impusieron contra cuatro legisladores oficialistas que bregaban para imponer la suspensión del magistrado cordobés.

La consejera Diana Conti, los senadores Nicolás Fernández y María Laura Leguizamón y la secretaria de Justicia Marcela Losardo habían formulado un dictamen para que Estévez fuera suspendido en forma preventiva mientras se tramitaba el juicio político en su contra, pero esa postura no prosperó.

El voto mayoritario estuvo integrado por los abogados Pablo Mosca y Santiago Montaña, los camaristas Luis María Cabral y Luis Bunge Campos, el senador radical Ernesto Sanz, el diputado del mismo partido Federico Storani y el académico Marcelo Candiotti.

Durante esta jornada, el Consejo escuchó el descargo del conjuez cordobés, quien había sido convocado a raíz de la denuncia presentada por el fiscal federal Carlos Stornelli.

El fiscal lo cuestionó por haber sobreseído a los jefes militares de la Fábrica Militar de Río Tercero.

"Me sorprende que se haya dado curso a esta denuncia cuando mi resolución aún no está firme, lo que constituye un grave acto de violencia moral en mi contra, por no haber resuelto lo que se esperaba", se defendió el conjuez cuestionado.

Estévez fue interrogado por su decisión de tramitar denuncias por supuesto falso testimonio, que él mismo había radicado en el marco de la causa por la explosión de Río Tercero.

Al respecto, el magistrado admitió que actuó "sin mandato legal para intervenir", pero enfatizó que en la causa principal "no existe rastro alguno sobre autores materiales" ni sobre la supuesta "intencionalidad" para provocar las explosiones.

Al momento de resolver la situación, los consejeros en mayoría estimaron que "no corresponde a este órgano entrar a considerar lo acertado o erróneo de un pronunciamiento judicial, que no puede dar lugar a remoción o sanción disciplinaria, salvo que constituya delito o grave irregularidad".

"Lo que pudiera haber resuelto el conjuez Estévez ha sido recurrido por las vías procesales idóneas, cuya decisión se encuentra pendiente en la instancia correspondiente", explicaron los miembros del cuerpo.

No obstante, insistieron en que "la gravedad institucional de los hechos que se investigan obligan a este Consejo a actuar con celeridad, a la vez que es necesario corroborar las irregularidades aquí denunciadas".

Según la resolución del Consejo, la Cámara Federal de Córdoba que había propuesto a Estévez para actuar como conjuez en la causa- deberá definir su futuro antes de la feria judicial de verano.



Seguí leyendo

Te Puede Interesar