sábado 21 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Coimas: el ex presidente insiste en su inocencia

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de diciembre de 2006 - 00:00
El ex presidente Fernando de la Rúa "descalificó genéricamente los distintos elementos que, en su momento, se valoraron para procesar al resto de los imputados", dijeron sus abogados Miguel Almeira y Virgilio Loiácono.

De esa manera los profesionales resumieron las dos horas de indagatoria que prestó el ex Jefe del Estado en la causa en la que investiga el pago de sobornos en el Senado de la Nación, para aprobar, en el año 2000, la ley de reforma laboral.

Prolijamente vestido con traje azul, camisa y corbata al tono, el ex Presidente monologó ante el juez federal Daniel Rafecas en el curso de una audiencia que él mismo había solicitado y en la cual no hubo preguntas.

"Cada vez que habla De la Rúa (es la tercera vez que amplia la indagatoria) se derrumba esa castillo de naipes que constituye esta causa", dijo Loiácono, ex secretario de Legal y Técnica durante la gestión de De la Rúa, quien recordó que el expediente tiene 22.000 fojas y "ninguna prueba concreta".

El ex presidente solicitó ampliar sus anteriores declaraciones (lo hizo en dos oportunidades durante más de 15 horas en total) para intentar rebatir las últimas medidas de prueba realizadas en el expediente, entre ellas la reconstrucción de una reunión que se habría realizado en su despacho.

En diálogo con Télam De la Rúa había anticipado que "rebatirá todas y cada una de las falsedades que se están diciendo" y que presentará un escrito, de 37 páginas, titulado "Mentiras en la causa del Senado" dando su versión de los hechos.

En ese escrito el ex presidente descalifica a todos los testigos -y fundamentalmente al "arrepentido" Mario Pontaquarto- a quienes trata de mentirosos y hace un análisis psicologista, citando a expertos de la salud mental (recuadro por separado ya emitido).

En el mes de octubre último el fiscal federal Federico Delgado pidió el procesamiento del ex presidente al imputarle la "compra", en el año 2000 y mediante el pago de sobornos, de la polémica ley de reforma laboral luego derogada.

El representante del ministerio público sostuvo, en su dictamen de 11 carillas al que Télam tuvo acceso, que De la Rúa había ""ordenado la compra" de la ley para cumplir con las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Como intento de réplica a esa afirmación, el ex presidente sugirió al magistrado que cite a declarar a José Luis Machinea, ex ministro de Economía durante la gestión de la Alianza.

Delgado dijo que las imposiciones del organismo crediticio eran el "motivo real" que tuvo de la Rúa "para ordenar que se paguen sobornos en el Senado" y que la intervención del ex presidente en la maniobra "fue esencial a tal punto que sin su aval no se hubiera podido producir la conducta delictiva".

"La necesidad de reformar algunas leyes, literalmente a cualquier precio " para que los mercados "viesen señales positivas para invertir" fue analizada por Delgado quien enfatizó que "para permanecer fue necesario comprar una ley".



Te Puede Interesar