sábado 2 de marzo de 2024

Un obispo, que sugirió votar “a conciencia”

POSADAS- En lo que parece una despedida de la feligresía de la diócesis de Puerto Iguazú, el obispo emérito Joaquín Piña escribió una carta pastoral con un fuerte tono político, en la que justifica su decisión de participar en las elecciones constituyentes del opositor Frente Unidos por la Dignidad y critica, sin nombrarlo, al gobernador Carlos Rovira.

"En estos últimos tiempos nos ha tocado ‘jugarnos’ de un modo especial por defender a nuestra gente de esta amenaza que se cernía sobre nosotros, por las pretensiones de un gobierno que, inconcebiblemente, pretende quedarse para siempre. Como si ellos fueran los únicos capaces de llevar adelante esta provincia", afirma el sacerdote, según La Nación digital.

La nota es una de las tradicionales cartas pastorales que Piña emite semanalmente para los medios locales. La misiva tiene un fuerte aire de despedida. Se destaca la frase "yo me voy tranquilo de haber hecho y dicho lo que tenía que hacer y decir. Seguramente que me merezco un poco de descanso ".

Piña estuvo al frente de la diócesis de Puerto Iguazú hasta hace dos meses, cuando sorpresivamente el papa Benedicto XVI decidió aceptarle la carta de retiro que había enviado un año antes, cuando había cumplido 75 años. Pero la mayor parte de su pronunciamiento está dedicado a la política. Piña resalta que tal vez "sean todavía más peligrosas esas dictaduras que pretenden disfrazarse bajo el nombre de democracia", y citó como ejemplo al dictador paraguayo Alfredo Stroessner. "Acuérdense de lo que pasó en Paraguay, durante más de treinta años, cuando el pueblo, cada cinco (años), le volvía a elegir (¿?) a Stroessner, por el 90 y pico por ciento de los votos... ¡Cómo se fraguan, a veces, las elecciones!", agrega.

En el final, el sacerdote muestra su confianza en que "el pueblo misionero no es tonto". "Al contrario, creo que son muy inteligentes, y ya se dieron cuenta de cómo son las cosas, y no se dejan engañar y confundir. Y mucho menos se dejan comprar por un plato de lentejas o un bolsín (con voto incluido)", afirma, antes de pedir a los ciudadanos que "voten a conciencia".

Esta misiva podría ser objetada por el oficialismo local por una supuesta violación a la veda electoral, como lo denunció la directora ejecutiva de Poder Ciudadano Laura Alonso.



Rituales

Por si al gobierno de Rovira le hiciera falta alguna ayuda que excediera las estrategias políticas y la capacidad de captación de votos, el sábado se sucedieron en la capital de Misiones dos rituales umbanda para "dañar" la candidatura de Piña.

En el barrio Terminal, frente a la iglesia de San Alberto, un grupo de seguidores del gobernador arrojó fotos de Piña y boletas del FUD, instaló velas negras y rojas, y tiró también una gallina negra. Roció todo con la sangre del ave y comenzó a bailar. El ritual umbanda tenía un fin: hacerle el mal a la figura de Piña.

En la parroquia tomaron el hecho con más gracia que preocupación. "Nosotros, los católicos, no creemos en esas cosas. No debemos temer", afirmó el padre Manuel Aníbal Macena, quien se mostró a favor de la postulación de Piña.

En otro barrio pobre de la capital, El Brete, dos mujeres vestidas enteramente de blanco bailaron alrededor de un auto al que le habían colocado fotos del obispo emérito. Aquí también hubo velas, algo de sangre y una gallina. El rito afrobrasileño tiene una finalidad: se supone que provoca daños sobre las personas que son objeto de la danza.



Te Puede Interesar