miércoles 25 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Pedirán pericias al celular de Moyano

Quieren saber si se comunicaron con los imputados por los incidentes. También investigarán el celular del secretario general de la UOCRA de La Plata.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de octubre de 2006 - 00:00
LA PLATA- Los teléfonos celulares del titular de la CGT, Hugo Moyano, y del jefe de la UOCRA La Plata, Juan Pablo "el Pata" Medina, podrían ser sometidos al rastreo de las llamadas realizadas en momentos en que se producía la batalla campal en la quinta de San Vicente, para determinar si se comunicaron con los imputados por esa gresca.

Así lo adelantó ayer el abogado Fernando Burlando, representante de cinco hombres que aseguran haber sido testigos de los incidentes y pidieron a la Justicia ser considerados particulares damnificados porque, según ellos, en medio de los incidentes sus vidas corrieron peligro.

Uno de esos cinco hombres que quieren ser querellantes en la causa judicial es Guillermo Wilson, supuestamente miembro de la barra del club de fútbol Estudiantes de La Plata, institución de la cual Medina también es simpatizante.

Burlando afirmó que tiene planeado solicitar a la fiscal que investiga los incidentes, Leyla Aguilar, que "disponga pericias de rastreo de llamadas mediante el sistema VAIC, de los celulares de los sindicalistas" Moyano, secretario general de los Camioneros y de la CGT, y Medina, titular de la delegación La Plata de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA).

La medida, adelantó el letrado, tendría por finalidad "establecer si hubo comunicaciones fluidas o no con los imputados en la causa".

Wilson, quien hizo su presentación el viernes último ante el juez de Garantías de La Plata César Melazo, se considera una de las víctimas de los disparos realizados por el dirigente del gremio de los camioneros Emilio Quiroz, porque consideró que estaba en la línea de fuego.

"Madonna" Quiroz, allegado al hijo de Pablo Moyano, es el principal procesado en la causa: fue captado por la televisión el pasado 17 de octubre, cuando disparaba frente a la quinta de San Vicente, donde se depositaron los restos del general Juan Domingo Perón, y ahora aguarda tener éxito con su pedido de excarcelación elevado a la Cámara Penal de La Plata, luego de permanecer una semana tras las rejas.

En su indagatoria, Quiroz aseguró que disparó "contra la pared" sin poner en riesgo la vida de otras personas, y que sólo quiso defender a un jubilado que estaba siendo atacado por una quincena de personas. Añadió que si no hubiera sido por él, todo hubiera terminado en una masacre.

La guerra entre camioneros y los sindicalistas de la UOCRA-La Plata por tener el primer lugar en la ceremonia por los restos de Perón también provocó las detenciones de un grupo de barrabravas supuestamente vinculados a Medina, que fueron acusados de participar de la reyerta con palos y piedras.

Quiroz fue acusado por la presunta comisión de "tentativa de homicidio y portación de arma de guerra", mientras que los otros imputados quedaron imputados de "incitación a la violencia colectiva y lesiones en riña".

En el medio de la polémica desatada entre el Gobierno y los investigadores sobre un presunto complot, el juez Melazo invitó al gobernador bonaerense, Felipe Solá, a que "identifique a los responsables" porque "parece que la voluntad política está".

El juez confirmó además que la fiscal Aguilar sigue adelante con la investigación y se continúa buscando a otros dos prófugos, uno de ellos Marcelo "Batata" Ferreira, de 30 años, que aparecía en las imágenes de la TV detrás de Quiroz.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar