viernes 1 de marzo de 2024

Polémica en el caso Axel

Juan Carlos Blumberg calificó a la sentencia como una “m…”. El padre del acusado y la Fiscalía habían reclamado prisión perpetua para siete de los acusados. Anticipó que apelará el fallo.

Dos de los acusados por el secuestro y el asesinato de Axel Blumberg fueron condenados ayer a reclusión perpetua, mientras los otros supuestos integrantes de la banda recibieron penas de entre 21 y 3 años de cárcel, según el fallo emitido por el Tribunal Oral Federal 2 de San Martín.

En tanto, los policías que habían sido señalados como encubridores y un mecánico quedaron absueltos, mientras que ahora se abrirán investigaciones sobre los fiscales federales Jorge Sica y Pablo Quiroga para saber si cometieron delitos durante la investigación de la causa, tal como coincidieron en denunciarlo la querella y los acusados.

"Esta sentencia es una mierda. Estos hijos de puta mataron a Axel y estos jueces recibieron presiones. Si iban a tomar café con los abogados defensores...", se quejó abiertamente Juan Carlos Blumberg, padre de la víctima, al retirarse de la sala, después del fallo, en medio de un torbellino de periodistas.

Sucede que Blumberg y la Fiscalía habían reclamado prisión perpetua para siete de los acusados por el crimen.

El ingeniero Blumberg -que desde la muerte de su hijo lideró una cruzada nacional contra la inseguridad, en la cual organizó multitudinarias marchas y logró reformas al Código Penal- había llegado a la sede de la Prefectura del Puerto de Olivos con los ojos empapados en lágrimas minutos antes de la hora anunciada para la lectura del veredicto. Y se fue mascullando bronca y anunciando que apelará el fallo.

La misma reacción de amargura mostró la madre de Axel ("esto es una vergüenza", dijo) que había decidido sacarse el piloto apenas ingresaron los jueces a la sala de audiencias y mostrar una remera con cintas negras que mostraba el rostro de su hijo de 23 años, fusilado el 23 de marzo de 2004 luego de haber estado una semana secuestrado por la banda que lo había "levantado" en la puerta de la casa de su novia.

Mientras, los abogados defensores minimizaron la supuesta liviandad de las penas y se despidieron luego de tres meses y medio de juicio.

Los condenados, en tanto, no mostraron reacciones efusivas a la hora de escuchar el fallo, aunque algunos se tomaron la cabeza y otros sonrieron y se codearon entre ellos cuando les tocaba su parte.



Fallo

Martín "El Oso" Peralta, líder de la banda, y José "El Negro" Díaz, acusado de haber ejecutado a Axel, fueron los que recibieron la peor parte: les dieron reclusión perpetua, pese a que la Fiscalía y la querella habían solicitado la prisión perpetua, luego de que la Corte Suprema dictara la inconstitucionalidad del artículo del Código Penal que impone condiciones de detención más duras en el primero de los casos.

Para el resto de los siete integrantes de la banda, la querella y la Fiscalía habían pedido prisión perpetua, incluso para cuatro jóvenes que eran menores cuando ocurrieron el crimen de Axel Blumberg, el 23 de marzo del 2004, y los secuestros extorsivos de Ana María Nordmann, Víctor Mondino y Guillermo Ortiz de Rozas.

Pero los jueces Daniel Cisneros, Luis Nieva y Víctor Bianco, del Tribunal Oral Federal 2 de San Martín, se limitaron a responsabilizar penalmente a los menores y les dieron penas más leves que las solicitadas por los acusadores.

Carlos Díaz, hermano del supuesto ejecutor de Axel y quien se reía durante el juicio, recibió 20 años; Sergio Miño, 14 años; Mauro Maidana, 10 años; Vanesa "La Colo" Maldonado, 8 años, y Andrea Verónica Mercado, 6 años y 8 meses, estas dos últimas parejas de los hermanos Díaz.

Por los otros implicados en los secuestros y en la asociación ilícita agravada, las condenas también fueron más livianas: a Analía Flores, novia de Peralta y sindicada como la "primera dama" de la banda, le dieron 5 años y 8 meses; al supuesto reducidor de autos Jorge Daniel Sagorsky, 6 años y medio, y a Reynaldo Vergara Martínez, 3 años y medio.

Y recibieron 18 años y 21 años de prisión José Dante Nápoli y Gustavo Carmona, ambos acusados del secuestro extorsivo agravado y robo agravado, y cuyas penas se incrementaron porque tenían condenas anteriores.

Las absoluciones fueron para el mecánico Pablo Díaz, Gustavo "Lolo" Arroyo y los policías federales señalados como supuestos encubridores de la banda.

Los ex oficiales de la Federal beneficiados fueron el subcomisario Daniel Gravina, que había aportado un dato útil para ubicar a la banda a través de un informante, y el ex jefe de la División Antisecuestros, Juan José Schettino, a quien el padre de Axel había acusado de ocultar datos a la causa para "quedarse con los laureles" cuando atraparan a los delincuentes.

Las pruebas y razones que llevaron a los jueces a dictar las penas que estuvieron contenidas en un veredicto de 54 puntos, se conocerán recién el 22 de noviembre, momento en el que las partes quedarán habilitadas para apelar ante la Cámara de Casación Penal. Precisamente, Blumberg anticipó que irá a Casación y, si es necesario recurrirá a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Se descuenta que las defensas también elevarán sus quejas a la máxima instancia penal, porque les rechazaron todas las nulidades solicitadas a la hora de revisar cómo se obtuvieron los indicios para inculpar a sus pupilos.

Te Puede Interesar