consecuencias

Tres de cada 10 recuperados, en Italia, quedarían con secuelas pulmonares

miércoles, 27 de mayo de 2020 · 12:20

Un 30 por ciento de los pacientes que superaron diagnósticos graves de COVID-19 podría quedar con problemas respiratorios crónicos, según estudios de la Sociedad Italiana de Neumonología (SIP).

Esas secuelas, dicen los expertos, "formarán parte de una nueva patología respiratoria a futuro y una nueva emergencia sanitaria, para la cual será necesario equiparse durante un tiempo".

Las primeras observaciones surgieron a partir de los resultados de estudios realizados en China después de las neumonías del SARS del 2003, muy similares a las del COVID-19. "La sospecha es que el nuevo coronavirus puede causar daños pulmonares que no desaparecen con la resolución de las neumonías", explicó Luca Richeldi, presidente de la entidad y director del Departamento de Neumonología del Policlínico Gemelli, de Roma.

"En pacientes con COVID-19 que han estado hospitalizados o entubados, observamos dificultades respiratorias después del alta que podrían continuar por muchos meses después de terminada la infección", afirmó.

Además, datos recopilados en el pasado sobre pacientes con SARS (un virus anterior al COVID-19) mostraron que los sobrevivientes, con seis meses de distancia, "tenían anormalidades pulmonares claramente visibles en radiografías torácicas y alteraciones restrictivas de la funcionalidad".

Según Richeldi, el 30 por ciento de los pacientes recuperados mostraba "señales difusas de fibrosis pulmonar, es decir, grandes cicatrices en el pulmón con una alteración respiratoria irreversible. En la práctica, podían surgir problemas respiratorios después de un simple paseo", alertó.

"Estos problemas se verificaron también en pacientes jóvenes, con una incidencia variable del 30 al 75 por ciento de los casos evaluados", sostuvo Angelo Corsico, director de Neumología de la Fundación IRCCS Policlínico San Matteo y miembro del sector de Neumología de la Universidad de Pavia.

Los expertos temen que la fibrosis pulmonar pueda representar un peligro a futuro y, por lo tanto, advirtieron sobre la necesidad de hacer un seguimiento específico en pacientes que fueron hospitalizados, especialmente los adultos mayores más graves y frágiles,que pueden necesitar tratamientos farmacológico y de rehabilitación intensivos.

"Tendremos una nueva categoría de pacientes con cicatrices fibróticas a nivel pulmonar por COVID, con insuficiencia respiratoria, que ciertamente representará un nuevo problema de salud", advirtió Richeldi. De ahí, la advertencia de los especialistas, quienes señalaron que será necesario proporcionar centros de rehabilitación respiratoria.

Otras Noticias