brasil

San Pablo se prepara para una verdadera catástrofe, según previsiones oficiales

miércoles, 8 de abril de 2020 · 09:05

San Pablo se prepara para una catástrofe. Contrario a las opiniones del presidente Jair Bolsonaro, ese estado espera un verdadero desastre causado por el coronavirus. De acuerdo con las previsiones oficiales, aguardan para los próximos seis meses más de 100.000 muertos, aunque si no se toman las precauciones necesarias, la cifra podría dispararse hasta casi 280.000.

Mientras tanto, el país registró este martes su récord de fallecidos en un solo día. Las imágenes de las centenares de fosas cavadas en el cementerio de Vila Formosa, el más grande del país, aguardando por las víctimas del Covid-19, generó conmoción internacional, aunque para Bolsonaro se trató de una exageración que no debió haberse mostrado.

No obstante, las autoridades paulistas tienen muy claro la gravedad de la situación. Tras prorrogar por otras dos semanas la cuarentena, aseguraron que pese a las restricciones se espera la muerte de 1.300 personas hasta el próximo lunes, por lo que en seis meses la cantidad de fallecidos sería de al menos 111.000, detalló el director estatal de Instituto Butantan, Dimas Covas.

En tanto, en caso de no tomarse ninguna medida de aislamiento social, las cifras serían de unas 5.000 víctimas diarias, mientras que la semestral alcanzaría los 277.000. “Sin ningún tipo de medida, tendríamos 277.000 muertes en el estado de Sao Paulo, pero con las medidas, vamos a evitar 166.000 muertes”, dijo Covas y advirtió: “Esto es para que tengamos una dimensión de lo que nos espera”.

San Pablo es hasta el momento la región más afectada por el coronavirus en Brasil, con 371 de las 667 muertes registradas en todo el país por Covid-19. En cuanto a los contagios, lidera con 5.682 sobre 13.717. Frente a esta situación, el gobernador Joao Doria anunció este martes que el estadio de atletismo del Parque Ibirapuera será reacondicionado para recibir el tercer hospital de campaña del distrito.

Las obras demandarán una inversión de unos 42 millones de reales (cerca de 8,4 millones de dólares) y comenzarán el fin de semana. La intención es que pueda estar abierto el 1º de mayo para recibir un máximo de 240 pacientes afectados de coronavirus, pero que sean de baja complejidad.

Por otra parte, en Río de Janeiro, el segundo estado más afectado, el gobernador Wilson Witzel instó a la población a que no salga a las calles ni vaya a las playas, a la vez que advirtió que podría tomar medidas “más restrictivas”. “Es importante que entiendan que aún no es el momento de estar en las calles, excepto para actividades ya autorizadas. Piensen que el virus no escoge edad, menores de 50 también han sido internados”, manifestó.

El peor día
El Ministerio de Salud brasileño confirmó ayer que fueron detectadas otras 114 muertes por coronavirus en un solo día, lo que representa un récord para el país. El total de fallecidos llegó a 667, mientras que los contagios alcanzaron los 13.717 casos, 1.661 más que en el informe brindado el lunes.

 

Otras Noticias