en un documental

El Papa avaló el matrimonio igualitario y pidió una "unión civil"

miércoles, 21 de octubre de 2020 · 12:30

El papa Francisco, que ya había sorprendido al mundo en julio de 2013 al preguntarse "quién soy yo para juzgar a un gay" y que a lo largo de su pontificado mostró su apertura y cercanía a los homosexuales, a quien recibió varias veces y acompañó con sus gestos y palabras, fue más allá. En Francesco, nuevo documental sobre el Pontífice realizado por el cineasta ruso nominado al Oscar, Evgeny Afineevsky, que tuvo hoy su estreno mundial en el Festival de Cine de Roma, aseguró que es necesario que los gays tengan una ley que proteja su familia.

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente", sostuvo, en una parte del documental que muestra a Andrea Rubera, un romano que tiene a tres niños junto a su pareja, a quien Francisco, luego de recibir una carta, llamó por teléfono y respaldó con sus palabras.

En el documental, que es muy amplio y que trata mucho otros temas, que van de la pandemia al racismo y el cambio climático, Rubera, un italiano de esta capital que formó una familia gay con tres chicos, cuenta que fue una vez a la misa matutina de Santa Marta, invitado por un amigo, y que aprovechó esa ocasión para escribirle una carta al Papa planteándole que quería enviar a sus hijos a la parroquia, pero que tenía miedo de que fueran discriminados y que sufrieran traumas. Días más tarde, recibió un llamado telefónico del Papa, que le dijo que había leído su carta, muy linda y comprendido su punto.

"Él me dijo 'por favor lleve sus niños a la parroquia, sea transparente con la parroquia sobre su familia, por supuesto no todos estarán de acuerdo con una familia así, pero va a ser bueno para sus chicos'", cuenta Rubera en el documental. "Fue un gran consejo porque ya es el tercer año que mis hijos siguen un camino espiritual en la parroquia y todo va bien", agrega.

"El Papa nunca dijo cuál era su opinión sobre mi familia, probablemente él sigue la doctrina en este punto, pero es la actitud lo que cambió increíblemente", agrega. En la escena siguiente, entrevistado por el director, el Papa, hablando en español, asegura que es necesaria una ley de convivencia civil que respalde jurídicamente a las familias homosexuales. "Yo defendí eso", sentencia el Papa en el film.

"Es un tema importante para él. El Santo Padre es un hombre pro-vida, en el sentido que a él le importa cualquier ser humano. El Santo Padre no quiere ponerle una etiqueta a nadie y si uno es gay tiene su lugar en la sociedad. Todos somos una gran familia, todos somos seres humanos", explicó Afineevsky, en una entrevista con LA NACION. "Así como el Santo Padre en la película respalda a Andrea Rubera, también respalda a Juan Carlos Cruz -famosa víctima de abusos sexuales chilena también presente en el documental- y respalda a todo ser humano que sea una buena persona. El mensaje es que todos somos iguales y que hay que ser buena persona, un buen ser humano", agregó.

Coincidió Juan Carlos Cruz, víctima de abusos sexuales por parte del sacerdote pedófilo chileno Fernando Karadima, que viajó para el estreno del documental, que también aborda el escándalo de abusos sexuales en el clero y, en especial, el caso chileno.

Tal como puede verse en el documental, Cruz recordó cómo el Papa, tras admitir su error de apreciación por lo sucedido en el país trasandino, lo invitó a pasar algunos días a la residencia de Santa Marta junto a otras dos víctimas, donde le pidió perdón y también lo respaldó. "El Papa me dijo: 'Juan Carlos, el hecho de que seas gay no importa. Dios te ha hecho así y te quiere así, el Papa te quiere así y tú te tienes que querer a tí mismo', una frase que no solo me sirvió a mí, sino a todos los homosexuales del mundo", evocó.

"Además, desde esa vez que me invitó, no es que el Papa nunca más me atendió, sino que me llama todo el tiempo y se ha vuelto un padre para mí y me alienta a que siga contándole al mundo su actitud con los homosexuales", agregó Cruz. "Como dice Afineevsky, el Papa es pro-vida, está por supuesto en contra del aborto, pero está en favor de la vida, de los seres humanos, todos y en contra de la pena de muerte, de los muros que separan a padres e hijos. Por eso el Papa es pro-vida y es un ser extraordinario".

Otras Noticias