Italia

Dramático: encuentran a una madre abrazada a su bebé en el fondo del Mediterráneo

La guardia costera italiana localizó a 60 metros de profundidad el barco hundido en septiembre ante Lampedusa. Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.
domingo, 20 de octubre de 2019 · 12:08

En Italia ya le llaman el naufragio de las mujeres y los niños. En la noche entre el seis y siete de septiembre, la guardia costera italiana informó del hundimiento de un barco con unos cincuenta migrantes ante la isla de Lampedusa. Los equipos de rescate sólo lograron poner a salvo a veintidós personas, y al día siguiente recuperaron trece cadáveres, todos de mujeres. Una de ellas estaba embarazada, y otra era una niña de sólo doce años.

El horror ahora ya es gráfico después de unas terribles imágenes que ha grabado la cámara de un robot submarino de la guardia costera italiana. Un equipo de buzos encontró la semana pasada el barco hundido a 60 metros de profundidad, a unos 450 metros de distancia de donde había tenido lugar el naufragio. Había sido arrastrado por la corriente. Junto a él han localizado a doce cuerpos más. Entre ellos, el de una joven mujer junto a un bebé de pocos meses, que con toda probabilidad era su hijo.

“Tengo 52 años y una niña de dos años y ver ése cuerpecito echado en el fondo al lado de la que probablemente era su madre ha sido un puño en el estómago. El hecho que hayan permanecido así de juntos y los brazos de la chica nos hacen pensar que lo abrazó hasta el último momento”, ha contado el jefe del equipo de buzos, Rodolfo Raiteri, en una entrevista de este jueves en La Repubblica.

Las imágenes filmadas con el robot submarino muestran la embarcación y alguna ropa en el fondo del mar, mientras que otras terribles fotografías difundidas por la prensa italiana sí enseñan cuerpos flotando con los brazos rígidos en alto, señalando al superficie. “Ver aquél niño allí debajo es un golpe al corazón. Nunca estás preparado para algo tan fuerte”, lamenta Raiteri.

Ahora un equipo 28 buzos está trabajando en llevar a todos los cuerpos a la superficie si las condiciones meteorológicas lo permiten. Estos días no han sido buenas, y según el capitán, podrían haber tirado la toalla, pero no lo hicieron para “dar dignidad a estas personas”. La operación será muy compleja, porque con tanta profundidad, los buzos sólo pueden permanecer cinco minutos bajo el agua. Necesitarán ser muy rápidos. De momento, ya han recuperado a siete de los doce cadáveres sumergidos.

La fiscalía de Agrigento, en Sicilia, ha abierto una investigación sobre el naufragio, y no descarta que se encuentren todavía otros cuerpos en los alrededores. Según la Organización Internacional para la Migración (OIM) en lo que va de año ya han muerto 994 personas cruzando el Mediterráneo.

Otras Noticias