Hay 12 mil efectivos dispuestos en las calles y terrazas

Brasilia, militarizada por la asunción de Bolsonaro

El nuevo presidente de Brasil asume su cargo este martes 1 de enero, en medio de un impresionante operativo de seguridad que marca el rasgo distintivo de su discurso.
martes, 1 de enero de 2019 · 12:07

Brasilia, la ciudad de diseño ideada por Oscar Niemeyer, amaneció este martes sitiada por un enorme operativo de seguridad que incluye unos 12.000 efectivos de la Policía Federal y Fuerzas Armadas, para garantizar la seguridad en la ceremonia de asunción como presidente de Brasil del derechista Jair Bolsonaro.

El despliegue de policías y soldados ha convertido a Brasilia en una ciudad militarizada, con francotiradores en la terrazas de los edificios públicos, más el refuerzo de blindados y helicópteros, con cazabombarderos listos para despegar frente a cualquier amenaza.

En las horas previas a la ceremonia de asunción, que comienza a las 14 (13 de Argentina), se realizaron operativos en domicilios de personas sospechadas de integrar grupos que profifieron amenazas por redes sociales contra el presidente electo, quien ganó la elección con un discurso que promete mano dura contra la delincuencia, entre expresiones racistas, xenófobas y homofóbicas, además de una fuerte reivindicación de la dictadura que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército que ganó las elecciones de octubre pasado con un 56 % de los votos, prestará juramento en la sede del Congreso alrededor de las 15.00 hora local y se convertirá en el trigésimo octavo presidente de la República Federativa de Brasil.

Antes, recorrerá la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida de Brasilia en la que las autoridades esperan hasta cerca de medio millón de personas, aunque esa cifra puede ser mucho menor, debido a una persistente lluvia que cae hoy sobre la ciudad.

Los organizadores de la ceremonia aún no han decidido si el nuevo presidente hará ese trayecto en un Rolls Royce "Silver Wraith" sin capota del Gobierno o en un coche cerrado, lo que sólo será definido sobre la marcha y en función, entre otros factores, del clima, informa la agencia EFE.

La prensa, tanto local como internacional, ve condicionado su trabajo por este férreo sistema de seguridad, que los obliga a estar largas horas instalados en un único punto, ya sea la sede del Gobierno, el Planalto, o en el Congreso, sin poder realizar otras notas, según informó uno de los enviados de Télam.

En los actos se espera la presencia de los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Perú, Martín Vizcarra; y Uruguay, Tabaré Vázquez.

También asistirán los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, entre otras autoridades.

El representante de Estados Unidos será el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el de China el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Ji Bingxuan.

La representación española estará encabezada por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y por el viceministro de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia, que se sumarán a delegaciones de otros 60 países.

Una vez que jure el cargo y pronuncie su primer discurso ante el Parlamento como nuevo mandatario, Bolsonaro se dirigirá al vecino Palacio presidencial de Planalto, donde recibirá la banda de manos del gobernante saliente, Michel Temer.

Pronunciará entonces un segundo discurso ante las personas que se congreguen frente al palacio presidencial, donde recibirá el saludo de las autoridades extranjeras y encabezará la ceremonia en la que asumirán sus cargos los 22 miembros de su Gabinete.

Los actos concluirán al caer la noche, con una recepción de gala ofrecida en la sede de la Cancillería por el nuevo presidente, cuyo mandato concluirá el 1 de enero de 2023.

Otras Noticias