Análisis

El Nivel Superior: una mirada a la Universidad Nacional de Catamarca

lunes, 17 de mayo de 2021 · 00:47

Mirta Azurmendi de Blanco expresa que “el Dr Guillermo Correa, político sagaz e inteligente, con destacada gestión, logró que Catamarca fuera elegida para albergar a una de las escuelas regionales del país. Catamarca era el centro cultural más importante del noroeste argentino”. A esta escuela del año 1903 asistieron alumnos de 5 provincias: La Rioja, Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero, que buscaron un nuevo horizonte en la Escuela Normal Regional de Catamarca, la que luego se transformó en Escuela Normal de Maestros en el año 1907. Las escuelas Normales  en el país y en Catamarca fueron las Formadoras de Maestros y a partir de las cuáles se dio lugar a la Formación Superio,r transformándose en Institutos de Estudios Superiores.
Argerich Martha-Luna Karina R expresan que “mediante ley N° 12.765 se crea el Instituto Nacional del Profesorado Secundario, que sería luego convertido en 1970 en Instituto Superior del Profesorado. Este instituto funcionaria hasta 1977, fecha en que sería incorporado como Facultad de Humanidades por la Universidad Nacional de Catamarca que había sido creada en 1972.

Han transcurrido 49 años de historia formativa y hoy el Centro Educativo  en el Nivel Superior (UNCa) dista mucho de los sueños de aquellos hombres y mujeres que pensaron en una provincia con sentido educativo convocante del NOA. 

Analizando el Informe de Gestión de la UNCa período 2009-2020, se deduce de la relación ingreso/ egreso en los últimos 10 años, que egresa sólo el 25 % de los que ingresan y no se observa un trabajo de mejora para el sostenimiento de la trayectoria estudiantil ni estrategias de retención. Se supone que el desgranamiento y pérdida de matrícula  impulsó la búsqueda de alumnos a través de sedes y extensiones áulicas, no con el objetivo de llevar la UNCa para el acceso de aquellos que no pueden, expresado en desigualdad territorial, sino por una necesidad numérica para el sostenimiento de la alta casa de estudios. Si bien se realizaron esfuerzos para acercar a la universidad, los mismos no se sostienen ni en el tiempo ni en las propuestas formativas. 

Recordemos que durante los 90 la UNCa realizó experiencias muy diversas en otras jurisdicciones con resultados negativos. La matricula de la universidad local se encuentra estancada, de hecho muchas carreras carecen de matrícula o es muy baja desde hace algunos años. La creación de carreras nuevas con diversos resultados cuenta con la dificultad objetiva de no contar con lugares adecuados para el desarrollo de una formación universitaria que cumpla con los requisitos para acreditar ante la CONEAU.

Con respecto a la oferta formativa, se avanza actualmente sobre Diplomaturas, es decir orientando hacia titulaciones menores y en todas las Facultades (18 Diplomaturas ofrecen) que no tienen acreditación pero sí costo. Tener una universidad para obtener una sociedad de diplomados no justifica su existencia ni gasto, máxime si los IES pueden ofrecer esa oferta, lo mismo se podrá decir de  las 15 tecnicaturas que ofrecen. Es ampliamente comentado que la UNCa es el show de certificados y que obtener antecedentes rápidos sólo es factible en esta universidad.

Tenemos que decir que, como bien caracteriza  Jorge Tejada, la “ monarquía de agrimensores" que gobierna la universidad desde la normalización post dictadura es una realidad. Sumamos a esto que desde lo político es un comité del radicalismo en donde el valor de la ficha de afiliación a ese partido y sus socios es el mayor antecedente.  No hace falta recordar la gran cantidad de ex funcionarios del gobierno del FCyS que sin antecedentes académicos terminaron “acogidos" en el claustro universitario. Los numerosos testimonios de personas que fueron egresados rápidamente por la sola razón de pertenecer a la agrupación estudiantil Franja Morado son conocidos por todos. Resulta esto en una pérdida notoria de calidad académica pero sobre todo de una idea de pluralidad. El pensamiento único está instalado por esos claustros.

La acreditación como sistema vigente para todas las universidades nacionales es a través de la CONEAU, la que acredita carreras de grados, especializaciones, maestrías y doctorados, la cual no emite informe 2020 de evaluación sobre la UNCa y muchas carreras no tienen dictamen definitivo (global.coneau.gob.ar). Esta información no está puesta a consideración de los alumnos ni de la sociedad. Debemos destacar que existen experiencias de fracaso de cartas en la región al no poder acreditar (Medicina veterinaria en la Universidad Nacional de Tucumán, por ejemplo). 

En cuanto a la línea estratégica investigación universitaria y retos de la Sociedad: áreas y líneas prioritarias corresponden a  Proyectos de investigación científico tecnológico inter-disciplinarios de impacto provincial (8) y los de universidad- Conicet  CITCA (centro de investigaciones y transferencias de Catamarca) sin emitir listado en el Informe. Es decir no incluye a la Educación como eje prioritario. Un dato no menor es que la Facultad de Humanidades posee la mayor cantidad de investigadores  categorizados (157) y son escasas las Investigaciones sobre Educación  y el aporte al sistema educativo provincial. 

Por otro lado existen temáticas que van por la 7 Edición y todos se reciben en la Licenciatura con la misma temática. Es aquí en donde los graduados de la carrera de Ciencias de la Educación no cuentan con una salida laboral que no sea re-ingresar a la universidad o como sucede en la actualidad, ocupar cátedras en los IES y  ser funcionarios políticos en la provincia, gobernando un sistema que no conocen en lo más mínimo.  Formar burócratas sería la consigna. Totalmente innecesario.

Con respecto a las publicaciones en el año 2019 por la editorial universitaria 22 libros, 14 revistas científicas disciplinares y 22 publicaciones on line. Si existe un total de docentes investigadores categorizados 637, ¿no son escasas las publicaciones? Si, son escasas, y mucho más si consideramos que muchas no son en publicaciones con referato. 

También debemos recordar que si bien la UNCa cuenta con lugares que ya deberían haber sido desarrollados para el aprendizaje científico, como ser el campo experimental de la Facultad de Ciencias  Agrarias,  esto no sucede y el mismo ubicado en Colonia del Valle se encuentra en una situación de abandono. Resulta así que la actual gestión provincial decide aportar el predio y la matricula de la escuela Agrotécnica de Nueva Coneta a la UNCa con el solo fin de “ayudar" al dibujo de recursos y matrícula en favor de la gestión de Flavio Fama quien se ve en figurillas para la acreditación de muchas carreras. 

Esto es sólo algunos de los aspectos generales que analizamos y ponemos en discusión para avanzar sobre una mejor formación para la Universidad que queremos y nos debemos los catamarqueños.

Lic. Martha Argerich
Ing. Roberto Díaz
Técnicos Ministerio de Educación Catamarca

Citas:
    Junta de Estudios Históricos de Catamarca “Historia y Geografía de Catamarca” Editorial Saquis . 2010
    Argerich M- Luna K R “Estado de situación de la Investigación en los IES de la provincia de Catamarca” Editorial Autores de Argentina 2.020
    *Tejada Jorge “Jalil y Fama una sociedad de hecho” San Fernando Digital13/5/21
    UNCa. Informe de Gestión 2.019/2.020
    (global.coneau.gob.ar).
    SPU SCEU estadísticasuniversitarias.me.gov.ar

Otras Noticias