lunes 24 de junio de 2024
se la licitó en julio de 2009 con un presupuesto de 21,2 millones de

El Complejo de Museos, emblema de la desidia y el abandono oficial

Solo se llegó a construir el 30% de una obra en la que se gastaron 4 millones de pesos para una estructura inservible. Ahora hay robos y depredación.

Por Redacción El Ancasti

La idea original era construir en lo que quedó del predio del ex Servicio Penitenciario "Dr. Julio Herrera", en la esquina de avenidas Güemes y Virgen del Valle, un complejo de museos que pudiera alojar las obras y objetos que estaban dispersos en tres museos que funcionan bajo la órbita de la Provincia: el de Bellas Artes, el Arqueológico y el Folklórico. Para erigir esta obra se instrumentó una licitación que se cerró en julio de 2009, con un presupuesto de 21,2 millones de pesos aproximadamente, y que se adjudicó a la empresa Fratelli SRL.

La obra avanzó apenas un 30% hasta noviembre de 2011, con certificaciones de lo construido por un valor de $7 millones, de los cuales el Gobierno (entonces en manos de Eduardo Brizuela del Moral) entregó menos de $4 millones. La empresa decidió paralizar todo y así quedó desde aquel momento.

Con el arribo de Lucía Corpacci al Gobierno, se intentó darle al complejo (que tiene una superficie aprovechable de unos 16.500 metros cuadrados) otro destino, un poco más práctico y utilitario. Se pensó que podrían llevar allí oficinas de la administración provincial o bien, terminar la construcción y emplearla como Ciudad Judicial. Con esta perspectiva, el 13 de diciembre de 2012 Corpacci firmó un acta acuerdo con el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, para avanzar en la construcción del nuevo edificio del Poder Judicial en ese lugar. El monto que se comprometió a financiar el Fondo era de $157.158.000 para dejar de pagar millones de pesos por año en alquileres de viviendas destinadas a las diversas oficinas del Poder Judicial.

Incluso, en algún momento se argumentó que el sitio podía ser usado como base del SAME, del ministerio de Salud, pero solo hay allí un grupo de generadores que potencian la alimentación de la línea denominada "Güemes" de la empresa Energía Catamarca Sapem.

Todos los intentos quedaron en nada. Y ahora todo el predio del ex servicio penitenciario es un gran yuyal que oculta incluso los materiales de construcción que quedaron allí tirados para ser utilizados en el momento que determine la planificación.

Una recorrida que hizo este diario no hizo más que confirmar que todas las cosas que están allí tiradas se arruinarán muy pronto porque están a la intemperie. Hay losetas de hormigón, hierros, ladrillos, caños, adoquines, montañas de áridos y millones de pesos más en materiales que no se utilizarán por ahora.

Quienes quieran sacar algo de allí pueden hacerlo sin ningún tipo de problemas si se lo proponen. Como no hay mucha seguridad, es probable que puedan acceder a cualquiera de los lugares donde quedaron los materiales y llevárselos. En muchos lugares, lo comprobó este diario, hay señales de robos y vandalismo de las cosas que quedaron sin utilizar.




AIRES


 Una verdadera vergüenza la constituye, además del abandono generalizado que tienen los materiales tirados allí, el depósito a la intemperie de dos equipos de aire acondicionado muy costosos y de enorme tamaño. Allí están sin siquiera estar tapados (uno solo tiene un plástico) y ya tienen señales de deterioro. Ambos costarían más de $2 millones.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar