viernes 25 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Un mensaje de aliento en formato de historieta

Alcohólicos Anónimos difunde testimonios dirigidos a los jóvenes

La novedosa iniciativa del grupo San Fernando pretende llegar con mejor impacto a los adolescentes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
El Grupo Alcohólicos Anónimos (AA) San Fernando, con la idea de llevar un mensaje positivo hacia los jóvenes, tiene la intención de acercar a las instituciones interesadas una nueva revista. Se trata de cinco testimonios en historieta. 

Según contaron los voceros de AA, este material se edita en Buenos Aires y se distribuye en Tucumán. El grupo lo vende -a $15 cada revista- a las instituciones y personas con el objetivo de utilizar este recurso para generar conciencia. Esta revista está dirigida a los jóvenes, debido a que a corta edad el alcohol comienza a causar estragos en sus vidas, contaron, por la timidez, la vergüenza o la rebeldía. Por medio del alcohol se quieren liberar, resaltaron los voceros. 

También contaron que las cinco historietas cuentan hechos reales. 

"Nadie es demasiado joven para tener problemas con el alcohol. El alcoholismo es una enfermedad que afecta a personas de toda edad, ricos y pobres, hombres y mujeres”, aclararon. 

El alcoholismo es una enfermedad progresiva que no puede curarse pero que, al igual que otras patologías, se puede contener. Quien busca beber no tiene un motivo, sino excusa. En Catamarca, el grupo de Alcohólicos Anónimos (AA) San Fernando cumplió 30 años al servicio de la gente, para ayudar a mantener la sobriedad. Las reuniones se realizan en la Parroquia Santa Rosa de Lima, ubicada en Avenida Virgen del Valle esquina Rojas, los días lunes, martes, miércoles y viernes, a las 21, y los fines de semana a partir de las 20. El grupo protege la identidad de las personas que asisten para evitar así el estigma social.

De acuerdo con el preámbulo de AA, se trata de una comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común, que es el alcoholismo. El único requisito es el deseo sincero de dejar de beber. En este grupo no se pagan derechos ni cuotas; se mantiene con la propia financiación de quienes asisten. Tampoco está afiliado a ninguna secta o partido político porque no es deseo entrar en controversia ni se opone ni respalda ninguna causa. El objetivo primordial es mantenerse sobrio y ayudar a otras personas alcohólicas a alcanzar el estado de sobriedad.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se conocio el cronograma de sueldos para la administracion publica

Te Puede Interesar