salud

30 alimentos que ayudan a quemar grasas

Algunos de los productos menos esperados aparecen en la lista sugerida por Adele McGrath, nutricionista y directora de salud de Thirtysevendegrees Health and Fitness.
jueves, 13 de noviembre de 2014 · 14:48

Vino tinto: a las propiedades naturales de las uvas -su piel es antioxidante- se le agrega el piruvato de calcio, quemador de grasas presente en el vino. Es el primer producto sugerido por Adele McGrath, nutricionista de Thirtysevendegrees Health and Fitness

 

 

Avena: una fuente de fibras que, en su versión "pura" (sin azúcar ni saborizantes), está entre los alimentos top para saciar el hambre y quemar grasas desde el desayuno

 

 

Almendras y frutas secas: un puñado reduce el apetito. No es necesario consumirlas enteras y se pueden mezclar en otros platos, pero siempre evitando agregarle sales y azúcares

 

 

Legumbres: en general, aportan fibras, tienen escasas calorías, contienen hierro y proteínas. Todo eso ayuda a reducir grasas. Porotos de soja, garbanzos y alubias son algunos ejemplos

 

 

Vegetales verdes: espinaca, brócoli, lechuga, rúcula, berro, etc. Producen un efecto similar al de las legumbres, con pocas calorías y muchas fibras

 

 

Batata: rica en antioxidantes beta-caroteno, combate el estrés y las inflamaciones relacionadas al almacenamiento de lípidos. Coles y zanahorias cumplen una función similar

 

 

Ají picante: los chiles, temibles para algunos, tienen la propiedad de aumentar la temperatura del cuerpo con su capsaicina, lo que ayuda a quemar lípidos

 

 

Repollos y coles: repollos de Bruselas, los morados, el brócoli y sus brotes, col rizada y la de Milán, y la coliflor contienen sulforafano, una sustancia que estimula las enzimas que el cuerpo utiliza para quemar grasas

 

 

Palta: sus grasas monosaturadas promueven un metabolismo sano y colaboran para  evitar picos de azúcar en sangre

 

 

Ajo: sus propiedades antioxidantes reducen los niveles de "la hormona del estrés" o cortisol, que tiende a acumular grasa en el abdomen

 

 

Cereales integrales: al desalentar la producción de insulina, impide que el cuerpo almacene grasas. Por eso recomiendan consumir panes o arroz integral, que exigen esfuerzo en la digestión, en la quema de lípidos y no generan nuevas grasas

 

 

Lentejas: aportan hierro, un nutriente esencial que suele estar en falta en la mayoría de los organismos
Semillas de chía: como el salmón, tiene Omega 3. Además, contienen glucagón, una hormona que ayuda a quemar grasas

 

 

Manteca de maní: para muchos, una de las posturas más radicales de la nutricionista McGrath. Sostiene que debe ser consumida sin excederse y sin azúcar agregada. De esa manera, resulta efectiva

 

 

Lácteos descremados y semidescremados: aportan calcio para quemar lípidos y prevenir su formación. Leche, queso y yogures son los ejemplos clásicos

 

 

Aceite de oliva: colabora en controlar los antojos con sus propias grasas monosaturadas, que queman las preexistentes en el cuerpo

 

 

Aceite de coco: al contener triglicéridos de cadena media, que es la grasa que el cuerpo consume en primer término cuando necesita energía, no suma grasas nuevas. Se recomienda por encima de la de oliva

 

 

Vinagre: tiene muchos aportes para una dieta antigrasas, sobre todo el de manzana. Aumenta el metabolismo, baja la glucemia, y sus propiedades antihongos evitan la candidiasis, una infección que genera avidez por hidratos y azúcares

 

 

Huevos: con mala fama por promover la acumulación de colesterol, la clave pasa por dosificar la cantidad. Aconsejan uno o dos al día. Como fuente de proteínas, ayudan a generar masa muscular y contienen vitaminas B12, esencial para deshacer las grasas

 

 

Pescados grasos: por ejemplo, el salmón. Contiene Omega 3, que tiene ácidos grasos que ayudan a reducir lípidos del cuerpo. El atún y los arenques son otros ejemplos

 

 

Pollo, pavo y carne magra: especialistas afirman que los alimentos ricos en proteínas queman grasas naturalmente, porque exigen mayor energía corporal para digerirlos

 

 

Ostras: con sus escasas calorías y su aporte de zinc, reducen el apetito sanamente

 

 

Frutas: aunque la fructuosa, azúcar natural, puede jugar en contra, hay ejemplos que aportan menos calorías que las que exigen para ser digeridas, lo que favorece las dietas para adelgazar: manzana, durazno, pera y damasco son ejemplos de ello

 

 

Frutos "rojos" o "del bosque": colaboran con saciedad del hambre durante más tiempo, pero el abuso es peligroso, ya que sus azúcares podrían jugar en contra

 

 

Pomelo: las moléculas de esta fruta aumentan el metabolismo y reducen las ganas de comer. También disminuye el nivel de insulina, y con ellos, el peso. Si no está contraindicado, adelante

 

 

Sandía: su propiedad antioxidante dada por el licopeno más el alto contenido de agua ayudan a reducir la ingesta exagerada de alimento

 

 

Té verde: acelera el metabolismo, quema calorías aunque la persona no haga ejercicio físico y promueva el consumo de grasas por parte del hígado. Un litro por día es una medida aconsejada

 

 

Café: en su versión pura (sin azúcar ni cremas) colabora en la aceleración del metabolismoCanela: promueve la rápida incorporación de azúcares a las células, disminuyendo la sobreproducción de insulina

 

 

 

Canela: promueve la rápida incorporación de azúcares a las células, disminuyendo la sobreproducción de insulina

 

Agua: entre los múltiples beneficios de la buena hidratación corporal, cabe mencionar que un solo vaso de agua acelera un 30% el metabolismo

 

Otras Noticias