jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los católicos agradecieron la “protección” de la Virgen

Gran cantidad de fieles participaron de la jornada de acción de gracias, realizada en el Paseo de la Fe.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2006 - 00:00
A dos años del sismo registrado en la provincia, una importante cantidad de fieles se dieron cita ayer en el Paseo de la Fe para participar de la misa de acción de gracias a la Virgen, por “la protección recibida y la intercesión en aquel momento”.

La jornada dio inicio a las 5 con el traslado de la imagen de la Virgen del Valle desde el Camarín hacia el atrio y luego el rezo del ángelus y la oración personal de los fieles ante el trono de la Virgen.

Posteriormente se realizó el rezo del santo rosario y a las 8.53, hora en que se registró el movimiento sísmico, comenzó la celebración de la santa misa presidida por el obispo Elmer Osmar Miani y sacerdotes, quienes permanecieron disponibles durante toda la jornada para dar el sacramento de la confesión.

En su homilía, el obispo diocesano Elmer Osmar Miani pidió dar gracias por el milagro de no haber tenido que padecer consecuencias fatales, “que no haya un solo corazón aquí y en todos los que están escuchando las radios, que no le diga gracias en este momento por el don que nos dio”.

Y agregó: “Simplemente no encontramos otra forma para poder expresar más libremente nuestra gratitud que traer a la Virgen del trono desde donde protegió al atrio de la casa de los hijos de Dios, para que todos los hijos podamos libremente, tranquilamente, simplemente, sencillamente decirle gracias y por qué no decirle te amo, sería hermoso que en esta oportunidad tuviésemos y tomásemos más conciencia de que María salvó a un pueblo, a todo un pueblo”.

En otros tramos de la homilía, expresó: “¿Acaso nos hemos olvidado de que no murió nadie?, ¿o nos hemos olvidado de que en ese instante no se cayó un ladrillo?, entonces, conociendo las maravillas de Dios debemos quitar las cosas que no nos permiten mirar para adelante, y para esto quizás alguna vez tengamos que decirnos, es mejor vivir y no es mejor estar enterrado, ya se van a hacer las cosas, demos tiempo, espacio, capacidad, ya va a venir, pero no olvidemos que primero tenemos la vida”.

Finalmente, Miani cerró la homilía diciendo: “Si comprendiéramos el misterio de nuestra vida, para cuántas cosas tendríamos alegría, ganas, y entonces porque valoramos la vida es que tenemos una sola dirección de mirada, todos miramos a María, es quien merece ser invocada, con la mirada fija en ella pongamos y depositemos nuestro corazón agradecido, que no haya un solo corazón que no le diga gracias”.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
aumentaron los contagios de covid-19 en la capital 

Te Puede Interesar