viernes 27 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Alergias

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de septiembre de 2006 - 00:00
Autoridades de Salud advirtieron que la tierra que se levanta los días de viento y el polen que despiden las flores en primavera provocan la profundización de distintos cuadros de alergias que, cuando son persistentes y no se tratan debidamente, pueden ocasionar asma bronquial.

Los estornudos continuos, ardor en garganta y ojos, la picazón y las secreciones nasales suelen ser los síntomas más comunes que afectan a muchas personas durante los meses de septiembre y octubre, cuando abunda en el aire el polen que despiden las flores ante los cambios del clima. El panorama se agrava con el polvillo ambiental, que en los días de viento llega a ser insoportable.

La alergista Marta Seoane explicó que "los síntomas de la alergia afectan a las personas durante todo el año, pero en esta época es común que a muchas se les profundicen”.

Seoane explicó que "al depositarse el polen en las vías aéreas se producen cuadros de rinitis, que es la inflamación de las fosas nasales ante una obstrucción que hay en la nariz".

La especialista agregó que esa patología "es en realidad un mecanismo de defensa porque, ante el depósito de un elemento extraño, se produce picazón de la nariz, estornudos y las células empiezan a eliminar un líquido para que salga lo que molesta de las vías aéreas".

"Pero si ese mecanismo no es suficiente, se produce la inflamación a nivel bronquial, la cual cuando no se trata puede terminar en un cuadro asmático donde están comprometidas las vías respiratorias", puntualizó Seoane.

Insistió en que "ante la persistencia y profundización de síntomas alérgicos a nivel de las vías aéreas, si no se aborda médicamente a tiempo, puede convertirse en asma".

El proceso inflamatorio "ocasionado por un alergeno puede afectar además de las vías aéreas otras partes del cuerpo, como los ojos, donde es común la picazón e hinchazón”.

Estimó que "el 40 por ciento de los pacientes con rinitis tienen asma" y reiteró que "si la alergia es tratada a tiempo, el cuadro asmático es prevenible".

La alergista dijo que la sintomatología en las vías aéreas puede ser tratada con "antihistamínicos y antiinflamatorios".

Pero señaló que "para encarar el tratamiento de la alergia deben realizarse pruebas cutáneas, para determinar cuál es el agente que la causa y después proceder a la aplicación de vacunas para revertirla".
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Complejo Termas de Fiambalá. 

Te Puede Interesar