martes 25 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Errata

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de septiembre de 2006 - 00:00
En la nota editorial de ayer se ha omitido una palabra en el último párrafo. Se transcribe, a continuación, su texto completo.



“El intendente Perea parece confiar en que las urnas generan los buenos y los eficaces. Según él hay que esperar que hablen, nada más. Todo lo demás es malicia opositora, prejuicio social, tal vez envidia de resentido. Claro que, para que ello ocurra -el mensaje canonizador de las urnas- hay que saber hacerlas hablar. Y esta habilidad, para suerte de Perea y de tantos, no requiere títulos universitarios, ni siquiera el de la ‘escuela de la calle’”.

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar