viernes 28 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Campo Las Heras: un pulmón de tierra

Los trabajos de desmonte generan serios trastornos para los vecinos de las zonas aledañas. Sobre todo por las ráfagas de viento que ayer superaron los 60 km. Lo que obligó a que duplicaran los camiones regadores para intentar frenar la expansión de la tierra.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de septiembre de 2006 - 00:00
Ayer los catamarqueños volvieron a sufrir otra jornada de intensas ráfagas de viento, su intensidad provocó que la ciudad quedase “tapada de tierra”. En horas del mediodía, según datos del Servicio Meteorológico del Aeropuerto Felipe Varela, las ráfagas de viento superaban los 60 Km. por hora, provenientes del sector noroeste.

Uno de los factores de gran influencia en la formación de esta masa de aire contaminado radica en la falta de forestación y en los trabajos de desmonte que se ejecutan en las zonas norte y sur de la ciudad, a raíz del vertiginoso ritmo de la construcción de los complejos habitacionales por parte del Estado. Y a lo que se le agregan los movimientos de suelo de la mega obra del Campo Las Heras, ubicado al norte del predio del ex Regimiento y la visibilidad se vio reducida a 12 Km., reflejándose con más crudeza en la ciudad, donde la cantidad de obstáculos como edificios y demás sirvieron para que se concentre aún más el polvo.

Estas 620 hectáreas que aproximadamente integra la proyección de lo que sería en el futuro el Estadio de Fútbol y el Predio Ferial, generan en la actualidad un malestar tremendo debido a que los vecinos deben convivir con el fastidio que provoca respirar, mirar, caminar, vivir con tierra, hasta que se urbanice la zona.

Los principales afectados son los vecinos de los barrios Parque América, 40 Viviendas Norte, y los de La Chacarita, Eva Perón, además de los trabajadores del CAPE (Centro Administrativo del Poder Ejecutivo).

Precisamente, atrás de la Av. Presidente Castillo, en las inmediaciones de la avenida San Martín, se realizó años atrás un importante loteo privado, que desemboca en la zona de desmonte de la zona montañosa y que son unos de los más damnificados por la corriente de nubes de tierra que proviene del Campo Las Heras.

Además, hace un mes realizaron la apertura de calles en donde concluye el barrio Parque América, que está al frente del campo, la cual iba a ser la avenida ínterbarrial pensada para conectar a este barrio con las 500 Viviendas, pero nunca se realizó porque estuvieron mal hechos los trazados, entonces se dejó inconcluso el trabajo y toda la arenilla suelta.

Por otro lado, a la gente de la zona norte le preocupa que no se delinee un plan de forestación de forma paralela y también que estos movimientos de tierra continúen sin ser compactados posteriormente, convirtiendo la tierra en un polvo blanco imposible de soportar.

“Estamos resignados, recién esta última semana los camiones de riego pasaron, pero antes regaban muy irregularmente. Nosotros entendemos que estos trabajos tienen un fin que la convertirá a esta zona dentro de unos años en un lugar próspero, pero hasta que eso ocurra, ya estaremos tapados de tierra”, comentó Antonio Graciano, quien tiene su casa justo enfrente del descampado.

A su vez, los vecinos de La Chacarita aseguran no saber qué hacer: “Vivimos con las casas sucias, para colmo las calles son de tierra, no podemos ni siquiera extender la ropa ni qué hablar de cortar el césped. Lo que es peor, nos dejaron al descubierto, porque para poder desmontar sacaron los pocos árboles que había, vivimos en un desierto”, explicó Susana, que posee su vivienda recién construida muy próxima a la avenida Presidente Castillo, que concuerda con el lado posterior al predio.



La extensión de los desmontes

La extensión de tierras destinadas a la construcción del Predio alcanza las 20 hectáreas, que integrará con la monumental obra del Estadio de Fútbol en un Sistema Recreativo-Turístico y Deportivo, que a la vez estará conectado, dentro del Campo Las Heras, que son unas 620 hectáreas de superficie, en un “Master Plan” para la urbanización de la zona norte de la Capital, donde está incluido además El Centro Administrativo del Poder Ejecutivo (CAPE). Sin embargo, a pesar de la magnitud de la obra y de la cercanía que tiene con las zonas más pobladas de la ciudad, se trabajó hasta ayer, con sólo 4 camiones regadores.

Marcelo Zanotti, subsecretario de Obras y Servicios Públicos, anticipó que como consecuencia de este malestar, se solicitó a las empresas que están llevando adelante los desmontes que duplicaran los camiones de riego.

“Por supuesto que a nosotros nos aflige la calida de vida de la gente, pero les pedimos que tengan paciencia, que a fin de mes se concluirá con los movimientos de suelo”, solicitó el ingeniero, al ser consultado por la factibilidad de que las aperturas de caminos sean inmediatamente compactados.
Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
clases: las escuelas que no estan en condiciones, no iniciaran

Te Puede Interesar