viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Enorme repercusión del informe de la sanadora

La Iglesia agradeció el tratamiento periodístico de El Ancasti a la información. Y ratificó las condiciones sobrenaturales del prodigio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de septiembre de 2006 - 00:00
Diarios, radios y emisoras televisivas de todo el país difundieron ayer el informe publicado por El Ancasti, a través del cual la Iglesia catamarqueña anunció oficialmente la existencia de una mujer estigmatizada, capaz de recibir mensajes de la Virgen del Valle y sanar personas.

A través de las principales agencias informativas, como Télam, Diarios y Noticias y Noticias Argentinas, la primicia de El Ancasti se divulgó en todo el territorio nacional, y en las primeras horas de la tarde ya apareció en portales de decenas de diarios que se editan en la red Internet.

La impresionante repercusión de la noticia generó inquietud, dudas y asombro en distintas provincias, y la precaución lógica que se genera ante la difusión de acontecimientos definidos como milagrosos o sobrenaturales. Sin embargo, al confirmarse que la información ofrecida por El Ancasti era oficial, y reflejaba una posición asumida por el Obispado catamarqueño, el caso adquirió otra dimensión.

Centenares de periodistas se comunicaron ayer con Catamarca, ávidos por conocer más detalles del prodigio, y además de El Ancasti -que cedió sus fotografías a decenas de medios gráficos-, quien tuvo una ardua jornada de trabajo fue el sacerdote Javier Grosso, párroco del Corazón de María.

Como voz autorizada para dar a conocer el caso, Grosso recibió incontables llamados, y a media tarde los medios nacionales saturaron la línea.

Aún así, el padre Grosso no vaciló un segundo, y se mostró feliz por la impactante difusión del milagroso suceso.

“Agradezco de corazón a El Ancasti porque trataron muy bien el tema”, sostuvo el sacerdote, quien pese al torbellino de preguntas no se arrepintió de haber asumido semejante responsabilidad.

“Con todo lo que uno vio y vivió… no se puede callar, esto es una obra de la Virgen que puede llevar luz a mucha gente y si es así, y sirve par eso, bendito sea Dios”, afirmó emocionado.

“Esto ya empezó, pero no se termina. Me llamaron de radios y diarios de todo el país, y uno nunca quiere trascender personalmente, pero hay que hacerlo y dar respuestas”, comentó.

“No me arrepiento de nada, porque una vez que tuvimos autorización del obispo Elmer Miani sabíamos que ya no se iba a poder parar, es una obra de Dios y estoy infinitamente agradecido a El Ancasti por ayudarnos a llevar este mensaje”, concluyó.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Preocupación. el alto flujo vehicular en avenida Presidente Castillo es analizado por especialistas.

Te Puede Interesar