jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Provincia y los municipios deben 3 millones a EDECAT

A pesar del compromiso de regularizar los pagos, las comunas y organismos estatales volvieron a entrar en mora.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de septiembre de 2006 - 00:00
El Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRE) informó que la deuda que registra la Provincia y los municipios con la empresa EDECAT llega a los 3 millones de pesos, por boletas impagas desde agosto del año pasado. El presidente del organismo, Augusto Acuña, dio precisiones sobre la cifra durante un encuentro con los legisladores de la comisión bicameral de seguimiento de las privatizadas, la semana pasada. De este monto, el grueso (1.800.000 pesos) corresponde a lo que llevan acumulado dependencias provinciales, y el resto a las comunas en su conjunto. Los municipios se habían comprometido a regularizar los pagos de la luz, a cambio de que la Provincia absorba la deuda histórica hasta el año pasado, que -luego de una negociación de EDECAT y el Gobierno- se fijó en más de 12,5 millones de pesos.

La concesionaria ratificó los datos dados por el ENRE, aunque no especificó cuáles son las comunas que están nuevamente en mora.

En 2005, la totalidad de los municipios habían firmado un acuerdo con el Gobierno provincial, en el que aseguraban la implementación de medidas de ahorro de energía, control de consumo y hasta el dictado de instrumentos impositivos para aumentar la recaudación destinada al pago de la energía.

El gasto principal de electricidad de cada distrito es el de alumbrado público, y en segundo término lo es el de las oficinas y dependencias municipales. Precisamente, la idea de aumentar la tasa que se cobra a cada usuario por alumbrado era una de las ideas que se manejaban para incrementar la recaudación de las comunas. Esta propuesta, sin embargo, tuvo el rechazo de entidades comerciales y empresarias como la Federación Económica de Catamarca (FEC).

Los intendentes también dijeron que tratarían de acelerar la instalación de medidores, de manera que no se tenga que recurrir al impreciso “conteo de luminarias”, el método que se usaba para calcular el consumo por alumbrado.

Todas estas medidas tenían un único objetivo: que las comunas cuenten con recursos suficientes para tener las boletas de luz al día. Sin embargo, muchas de ellas volvieron a quedar en mora, en un contexto en el que ni siquiera está firme el acta acuerdo entre la Provincia y EDECAT, que contiene las especificaciones sobre la deuda estatal.

Si se suma lo que municipios y organismos estatales deben hasta ahora, la cifra representa ya el 10 por ciento del monto global que se reconoció hasta agosto del año pasado, y va en aumento.

Aunque la empresa mantuvo el tema en un bajo perfil, se sabe que hubo contactos con los jefes comunales para buscar una salida al problema. Algunos de ellos, inclusive, estudian pedidos al Ejecutivo provincial para que, dentro de la coparticipación, exista un ítem específico sobre el gasto eléctrico, atendiendo a que la mayoría está aumentando el consumo de alumbrado por la instalación de nuevas luminarias.

El año pasado, EDECAT llegó a cortar el servicio a varias comunas, como una manera de presionar porque no les pagaban la luz. Esto generó una polémica y luego varias reuniones entre los intendentes, las autoridades de Hacienda y Servicios Públicos, y los propios técnicos de la privatizada. Finalmente, y a pesar que en un primer momento dijo que no lo haría, la Provincia se hizo cargo de la deuda.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Mejora. Ante las quejas por el estado, la intendenta anunció cambios.

Te Puede Interesar