miércoles 25 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Se cierra la colecta “Más por Menos”

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de septiembre de 2006 - 00:00
Bajo el lema "Vos podés... ayudá a cambiar su vida", comenzó ayer una nueva edición, la trigésimo séptima, de la colecta "Más por Menos" que concluirá hoy en todas las iglesias de la Argentina, con la convocatoria de los obispos que integran la Comisión Episcopal de Ayuda a la Regiones Necesitadas.

En el anuncio de la colecta, los obispos la habían definido como "un espacio creado para compensar la falta de equidad social", que en la Argentina "sigue siendo enorme".

Monseñor Marcelo Palentini, obispo de Jujuy, aseguró que, como cada año, se buscará superar la cantidad de dinero recaudado en las anteriores ediciones de la colecta.

A partir de 2001, cuando se juntaron cerca de $ 2.500.000, la colecta comenzó un crecimiento que se vio reflejado la pasada temporada, con una recaudación de $ 4.024.208.

"Hay dos dimensiones en la colecta: la social, porque queremos colaborar en una promoción humana ayudando, por ejemplo, a aborígenes; y la pastoral, en apoyo a las iglesias", aseguró Palentini.

"El lema de este año parte de la conciencia del que puede donar, para demostrar que no sólo damos por lástima, sino para poder cambiar esta sociedad", completó.

La colecta se realizará hoy en todas las iglesias y colegios religiosos del país y su recaudación se destinará a la asistencia de las 25 diócesis más necesitadas de la Argentina.

Entre ellas figuran las de Añatuya, Presidente Roque Sáenz Peña, Humahuaca, Formosa y Orán, que serán beneficiadas en esta edición número 37.

Además, parte de lo donado se destinará a la construcción de viviendas por ayuda mutua, hogares de niños y ancianos, microemprendimientos, salones multiuso, establecimientos educativos, centros de salud, talleres de artes y oficios y comedores.

Aparte de los templos y colegios, la Iglesia recibirá donaciones mediante tarjetas de crédito, depósito o transferencia bancaria (cuenta corriente N 00013892/9, del Banco Río, casa central, CUIT 90-51731290-4, CBU 0720000720000001389290), o a través de un llamado al 0605-111-3999, que debitará cinco pesos de la cuenta telefónica.

En más de tres décadas, lo recaudado por la colecta Más por Menos en todas las iglesias del país no superó el promedio de 10 centavos por habitante.

Sin embargo, en la Iglesia son optimistas. "El monto final es grande y la solidaridad, también", dijo monseñor Fernando Maletti, obispo de Bariloche y presidente de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones más Necesitadas, encargada de la organización de la colecta.

El obispo Maletti explicó que el 90% de los que colaboran son los católicos que asisten a misa y que éstos serían aproximadamente el 10% de la población.

El monto total de lo recaudado aumentó, entre 2001 y 2005, de 2.400.000 pesos a 4 millones. Fue creciendo en un 14% cada año, excepto el año pasado, cuando subió un 11 por ciento.

Maletti explicó que todo el dinero que se recibe pasa por la tesorería única de la Conferencia Episcopal, desde donde se distribuye según un orden de prioridades. Se subvencionan proyectos para beneficiar a grupos y no para emprendimientos personales. La colecta Más por Menos es la única que realiza el Episcopado y es distinta de la que organiza Cáritas en junio para financiar sus programas sociales y de promoción humana.

Según los datos de 2005, las dos diócesis que más dinero aportan son las de Buenos Aires y San Isidro. Los porteños dieron 32 centavos por habitante, en promedio, y 24, los residentes de San Isidro. En la arquidiócesis porteña se recaudaron 960.000 pesos y en San Isidro, 244.000 pesos.

Al dividir el total de lo recaudado y distribuido -3.432.912 pesos- por la cantidad de habitantes surgen sorpresas en las estadísticas. Los que ocupan el tercer puesto en cantidad de dinero aportado por habitante son los católicos de Cafayate, en Salta, considerada por la Iglesia entre las diez diócesis de atención prioritaria. Allí, cada católico aportó un promedio de 23 centavos.

Según el reglamento, dispuesto por el Episcopado, el 65% del monto recaudado se reparte entre las 25 diócesis que se consideran más necesitadas y que a su vez están agrupadas en cinco niveles de prioridad. A ellas se destinaron en 2005 montos entre 98.000 y 130.000 pesos. El 25% restante de la colecta se envía a las otras 45 diócesis, que el año pasado recibieron ayudas de 2.500 a 10.000 pesos, aproximadamente.

El 10% se reserva para los gastos de la colecta del año siguiente y para alguna emergencia. Este año, ese fondo se destinó para ayudar a los afectados por inundaciones en Orán. "Arreglar el techo de una capilla que se llueve puede no ser una urgencia social, pero para un pueblo cuya junta vecinal se reúne en la capilla este arreglo optimiza su dignidad", explicó monseñor Maletti, tras informar sobre los números del último quinquenio.

Dijo que en cinco años se atendieron 3.600 proyectos con cerca de 14 millones de pesos. Cada uno de ellos beneficiaba, por lo menos, a unas diez personas, por lo que se calcula que la ayuda llegó en un quinquenio a más de 40.000 familias.

En todas las misas de hoy se verá un afiche con la foto de un niño de la calle y un mendigo durmiendo en la vereda con un texto que invita: "Vos podés… ayudá a cambiar su vida". El obispo responsable de la iniciativa explicó que, en un momento de tanta fragmentación y de tantos intereses sectoriales, la colecta se propone como un puente.

"Por un lado, hay muchas necesidades y, por otro, muchísimos recursos. Lejos de no darse bolilla, estos dos sectores pueden encontrarse. Por eso, vos podés ayudar", expresó, y agregó: "La mejora económica que, gracias a Dios, se dio en este tiempo, todavía no alcanzó con la envergadura que sería de esperar a las clases más necesitadas".

La colecta Más por Menos fue creada hace 37 años por iniciativa del entonces obispo de Añatuya, monseñor Jorge Gottau, que se inspiró a su vez en la colecta alemana Adveniat, que se realiza en diciembre y recauda unos 40 millones de euros por año.

La idea original de Gottau, frente a las necesidades que veía en Santiago del Estero y en otras provincias, fue que los que más pueden se entrecrucen con los que menos tienen. Para extenderlo a todo el país, el Episcopado creó la Comisión de Ayuda a las Regiones más Necesitadas.





Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
turista molesta por el servicio en el complejo termal video

Te Puede Interesar