viernes 27 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Dispar acatamiento al paro en estaciones de servicio

La medida de fuerza se levantó en la tarde de ayer, luego de arribarse a un acuerdo a nivel nacional.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de diciembre de 2006 - 00:00
El acatamiento al paro por 48 horas convocado por el gremio que agrupa a los trabajadores de las estaciones de servicio fue dispar en la provincia, pero su anuncio provocó una alta demanda en la tarde del jueves y generó el desabastecimiento en algunas de las estaciones, que a primera hora de la mañana de ayer ya no tenían combustible.

Algunos trabajadores de las estaciones de servicio se sumaron al paro nacional, inicialmente pautado por 48 horas y levantado en la tarde del viernes, para reclamar un aumento salarial del 19 por ciento, de los cuales les correspondía haber cobrado el 10 por ciento con el sueldo de noviembre y el 9 por ciento restante con el de febrero próximo. Otros permanecieron en sus puestos de trabajo pero sin atender al público ante la falta de combustible.

En una de las estaciones de servicio de Avenida Presidente Castillo los empleados trabajaron en forma normal, pero antes del mediodía el desabastecimiento los obligó a limitarse a cumplir el horario de trabajo, situación que tomó por sorpresa a quienes se acercaron a cargar combustible.

En cambio, otros argumentaron que no adhirieron a la medida de fuerza ante las amenazadas de ser despedidos por parte de los propietarios.

“Nos adelantaron que si hacíamos el paro hoy teníamos el despido en mano, y ante esta situación obviamente no podemos poner en juego nuestra fuente laboral”, dijo un expendedor.

Quienes sí adhirieron aseguraron que mantendrán el paro hasta hoy, y “vamos a manejarnos de acuerdo con lo que se decida a nivel nacional. Si surge algo a la tarde veremos cómo se maneja”.

El gremio, a través de su secretario general, Nicolás Saad, estimó que hubo un 40 por ciento de acatamiento al paro convocado y lamentó que algunos empresarios hayan presionado a sus empleados para que no adhieran a la medida.

“Sabemos que muchos de los trabajadores recibieron amenazas de ser despedidos si hacían paro, pero el gremio mantuvo conversaciones con todos los trabajadores”, sostuvo.

Finalmente, aclaró que “el paro fue convocado por el gremio y nada tuvo que ver la patronal, no queremos que se generen inconvenientes, simplemente que se cumpla con el acuerdo que se había firmado entre el Gobierno nacional y las petroleras para el pago de la recomposición”. Finalmente, las reuniones a nivel nacional permitieron superar la crisis y el gremio levantó la medida de fuerza, luego de arribarse a un acuerdo para el otorgamiento de la suma exigida.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Complejo Termas de Fiambalá. 

Te Puede Interesar