sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Reglamentaron en la provincia la Ley de Atención al Diabético

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud y Acción Social. Tendrá a su cargo el otorgamiento de los beneficios y de la credencial a los pacientes diabéticos que se encuentren en tratamiento médico.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
18 de octubre de 2006 - 00:00
Luego de varios meses de espera, finalmente quedó reglamentada en la provincia la Ley del Programa de Atención al Diabético que estipula que todos los habitantes que padezcan esa enfermedad recibirán gratuitamente insulina y tiras reactivas para el control de glucemia y glucosuria, material descartable para administración de insulina y de hipoglucemiantes orales.

Jorge Arévalo, de la Asociación de Diabéticos de Andalgalá (ADA), entidad que se ocupó durante todo este tiempo de cumplir en cierta medida el rol del Estado brindando asistencia a los pacientes y facilitándoles toda la medicación necesaria, consideró que “esta reglamentación viene a cubrir el vacío que tenía la gente. Esta ley significa que se tiene que dar absolutamente todo gratis, los diabéticos tiene derecho a reclamar porque en cada hospital de la provincia se tiene que distribuir en forma absolutamente gratis toda la medicación que necesitan los enfermos”.

Arévalo insistió en que a partir de ahora no tiene que quedar ningún ciudadano en la provincia sin contar con todos los beneficios que otorga la Ley del Diabético, “de una manera u otra, hasta el momento estábamos cumpliendo el rol del Estado tratando de ayudar a los pacientes primero en Andalgalá y luego en casi toda la provincia. Más allá de la reglamentación de la Ley y su implementación, vamos a seguir velando por la gente más necesitada y nos convertiremos en un ente de contralor entre el Gobierno y la gente para que se cumpla con la Ley, además vamos a colaborar con el Ministerio de Salud”.

ADA impulsó siempre la Ley de Atención al Diabético, advirtiendo que debe haber una participación muy activa de su entorno, de los propios médicos y de los centros de Salud provinciales y municipales, y las obras sociales, que deben proporcionar los medicamentos a quienes no puedan pagarlos.

La aplicación de la Ley ya está en marcha, las personas que no estén empadronadas deben acercarse al Ministerio de Salud para hacerlo, “la sede de ADA en la Capital, sita en Avenida Belgrano 473, continuará funcionando para asegurar la asistencia de todos los pacientes”.



Programa

El Programa de Atención al Diabético contempla que padecer la enfermedad de diabetes "no será causal de impedimento para el ingreso o despido laboral en el ámbito de la administración pública”.

Para acceder a los beneficios de la Ley se deberá acreditar una antigüedad de dos años en Catamarca, no hallarse amparado por cobertura social, no tener recursos de ninguna índole que le permitan afrontar los gastos del control y tratamiento de la enfermedad, ni gozar de los beneficios en el orden nacional, provincial, municipal o privados.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud y Acción Social, que tendrá a su cargo el otorgamiento de los beneficios y de la credencial de los pacientes diabéticos que se encuentren en tratamiento médico.

También se ha previsto la creación de un Banco de Reserva de insulina para situaciones de emergencia que afecten la cadena de producción o distribución del producto y toda actividad que se considere necesaria para la prevención, diagnóstico, rehabilitación y tratamiento de la enfermedad.

La cartera de Salud y Acción Social tendrá como misión "promover programas de docencia e investigación de la diabetes, asumiendo la promoción e implementación de programas, y cursos de educación para los diabéticos y su grupo familiar" y deberá lograr su activa participación en el control y tratamiento de la enfermedad.

Cabe aclarar que la falta de una reglamentación no obstaculizó el accionar del Ministerio de Salud para proteger a los pacientes diabéticos: existe un programa, un registro, insumos y medicamentos asegurados para todos los que conforman el padrón actual y para los que se suman semanalmente.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar