escuela secundaria N° 17 de Fiambalá

Por falta de ordenanzas, alumnos limpian escuela

El jueves se habían suspendido las clases por olores nauseabundos de los baños sin agua.
sábado, 25 de octubre de 2014 · 04:03

El dictado de clases se normalizó ayer en la Escuela Secundaria N° 17, de Fiambalá, puesto que la suspensión por los malos olores provenientes de las cloacas solo fue por un día. Sin embargo, el problema continuará porque los baños no cuentan con agua potable y a esto se le suma que en el turno noche los alumnos deben limpiar las aulas si quieren tener clases en un ambiente agradable, porque no cuentan con ordenanzas.

 

Tras la suspensión de clases dispuesta por la supervisora de zona esta semana, que duró apenas una jornada, profesores y alumnos siguen reclamando respuestas en cuanto a la falta de agua en los sanitarios, motivo que en parte se complementa con la falta de ordenanza que tiene el establecimiento, para los turnos tarde y noche.

 

Según comentó una de las alumnas de la institución en el horario nocturno, "además de padecer el olor que emana de los baños por no tener agua, debemos abstenernos de hacer nuestras necesidades durante todas las horas de clases y encima limpiar la escuela todos los días".

 

Predispuestos a una tarea que no les corresponde pero que realizan de igual manera, los alumnos de la escuela Nº 17 de Fiambalá, antes de ingresar a clases, deben destinar un tiempo para la limpieza de la institución, ya que es imposible estar en un lugar que queda totalmente sucio después de toda una jornada de clases.

 

"Solo hay un ordenanza para el turno mañana, mientras que en nuestro caso, después de venir de hacer las cosas de la casa o trabajar, tenemos que llegar y limpiar el colegio", dijo la alumna enfatizando que la tarea de ellos es estudiar, no ocuparse de las tareas de limpieza de una institución que debería contar con personas que se encarguen de ello.

 El problema por la falta de ordenanzas en diferentes escuelas del medio genera inconvenientes en el normal desarrollo de las actividades áulicas, discordias entre turnos, y riesgos para las comunidades educativas debido, en muchos casos, a la falta de higiene. Situación que se agudiza aún más en temporada de altas temperaturas.

Más de