domingo 16 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ordenan al Estado que ayude a una joven a estudiar medicina

La chica quería viajar a Cuba a hacer la carrera. La jueza de familia no lo autorizó. Pero el Estado deberá darle una beca de estudio o de trabajo para que concrete su anhelo en nuestro país.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de septiembre de 2006 - 00:00
El Estado Provincial, el Ministerio de Educación de la Provincia u organismo competente deberán posibilitar los medios para que una joven de escasos recursos de nuestra provincia estudie en forma completa la carrera de medicina en una universidad pública a elección de la interesada, conforme a un fallo judicial.

Ayer El Ancasti dio a conocer parte de la sentencia de la jueza de Familia de segunda nominación Ana Edith Valdez de Sierra, en el sentido de que había rechazado autorizar la salida del país a una joven que quería estudiar medicina en Cuba.

La jueza desestimó el pedido basándose en la falta de algunos requisitos contenidos en el Código Civil para permitir que un menor abandone el país.

La autorización había sido solicitada por la madre, Ramona Elizabeth Ahumada, cuya hija fue seleccionada para una de las becas del Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos, por el cual alrededor de doscientos jóvenes catamarqueños partirán a aquella república antes de fin de año.

Pero hubo un giro inesperado en el asunto al conocerse el contenido completo de la sentencia interlocutoria de la magistrada, que en uno de sus artículos ordena al Estado que se haga cargo y garantice a la joven el acceso a la educación superior mediante el otorgamiento de una beca.

La sentencia dice textualmente en su artículo segundo: “Ofíciese al Estado Provincial y/o Ministerio de Educación y/o al organismo provincial competente, a fin de que se otorgue una beca de estudio o trabajo en un monto suficiente” a la joven menor de 18 años, “para que cubra todos los gastos de estudio que abarque la carrera de medicina, en una facultad de la universidad estatal a elección de la misma”. De esta forma, lo que en un primer momento aparecía como un obstáculo para que la chica lleve a cabo lo que era su anhelo, se transformó en un dato positivo en su horizonte.



Abogado: “Para nosotros es un logro”

El abogado patrocinante de la madre, Raúl Barrionuevo, también expresó su sorpresa por lo insólito del fallo, y contó que la chica “estaba tramitando el viaje a Cuba para llevar a cabo la beca de medicina pero requería una autorización judicial”.

“En virtud de ello -continuó-, por pedido de la madre hice una presentación en el juzgado, al que no nos hicieron lugar, pero he aquí que si bien a la chica no la dejan viajar lo intiman al Estado para que le cubra todos los gastos de la carrera” dentro del país, evitando “desmembrar a la familia”.

“Para nosotros esto es todo un logro”, expresó, y también un fallo “insólito”.

Si bien la cédula de notificación que ayer le llegó al abogado no transcribe los fundamentos, éste prometió darlos a conocer hoy. Incluso el letrado, cuando habló con el diario, aún no le había comunicado la buena noticia a la madre, que vive en Capital pero no tiene teléfono.
Temas

Te Puede Interesar