miércoles 26 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Para ATECA, el séptimo año “debe quedar en la primaria”

El gremio avaló el anteproyecto de ley presentado por Filmus. También pidió que se derogue la Ley de Cultura y Educación de la provincia. Creen que será problemática la obligatoriedad del secundario.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de septiembre de 2006 - 00:00
El secretario adjunto del gremio docente de la provincia, Carlos González, expresó ayer el acuerdo del sector sindical con el anteproyecto de Ley de Educación Nacional que presentó Filmus porque “es lo que venía planteando CTERA” sobre la nueva estructura del sistema educativo.

Con respecto a nuestra provincia señaló que “nosotros queremos ser bien claros con el séptimo año, el que creemos que tiene que quedar dentro de la primaria pero con una fuerte articulación con el secundario”, agregó.

Por otra parte, señaló que “vemos con beneplácito que se va a reforzar la educación técnica, algo que se condice con el país industrial que quiere Kirchner”.

En cuanto a la obligatoriedad del secundario, señaló que habrá que ver la inversión en infraestructura que tendrá que hacer la provincia, especialmente en las zonas rurales donde “tenemos una escuela polimodal cada cinco o seis escuelas de EGB”.

“Cómo haremos para garantizar que esos chicos puedan concurrir obligatoriamente al secundario”, planteó. Y sostuvo que “no podemos seguir con los mismos problemas de ahora, que no pagan el pasaje o la combi porque la cuestión administrativa está por encima de la situación pedagógica”.

También postuló que se deberá “cambiar drásticamente y derogar la Ley de Cultura y Educación de la Provincia” y junto con ella “toda la normativa que se hizo durante la gestión del ex ministro (Raúl) Giné, que fue para desarticular la carrera docente”.

En ese marco, recalcó que habrá que revisar “los contratos laborales de los docentes, que son el Estatuto y el Régimen de Licencias y Franquicias, el último para que volvamos a tener un régimen propio, como era antes”.

Se alegró de que haya un consenso generalizado para que la ley sea promulgada en los primeros meses del próximo año, para no entrar en el torbellino electoral.

Al gremio le parece bien la ampliación de la obligatoriedad a los años del secundario. “Cuando más años de educación sistemática tenga el chico podremos ir revirtiendo algunas cosas”, apuntó, como la calidad educativa.

Además, sostuvo que la capacitación es “un déficit muy grueso que tiene la provincia” y agregó que “el Ministerio de Educación debe cambiar en forma urgente y drástica a determinados funcionarios que no han venido cumpliendo” con esta necesidad de los docentes.

Preguntado qué puede llegar a pasar ahora con las titularizaciones que anunció el ministro Eduardo Galera, respondió que “no se puede titularizar en este contexto de cambio”.

Pero consideró que, en caso de haberlas, “tenemos que ver cómo compatibilizamos los títulos de algunos docentes que con veinte materias egresaron de institutos terciarios que no son de la provincia y que les otorgan competencias para dar lengua, historia y geografía; cuando los salidos de la Universidad de Catamarca o de los IES de la provincia, con treinta materias cursadas”, están en igualdad de condiciones ante la Junta de Clasificación.

En este sentido, “yo creo que se ha desjerarquizado a la junta de clasificación y ahora hay que elevarla a rango decisorio en la carrera de los docentes, pero en esto habrá que poner en claro qué títulos vamos a reconocer”, afirmó.

A partir del anteproyecto de ley “todo esto es una discusión que nos tenemos que dar y revisar todo lo que se vino haciendo anteriormente”, porque sólo “con la participación de todos los docentes vamos a ir mejorando el sistema y la calidad educativa”, sentenció.



Polémica por la nueva ley

González respondió a las expresiones de docentes de la Facultad de Humanidades, aparecidas a través de otro medio, echando por tierra el cambio que se viene.

A propósito, el dirigente de ATECA dijo que “una ley en educación sirve porque, si bien sabemos que las leyes tienen limitaciones para cambiar las prácticas sociales y que el país legal suele estar distante del país real, la ley puede tener efectos muy concretos sobre la vida de las personas”.

Ejemplificó que “así ha sucedido con la Ley Federal de Educación, que modificó la estructura general del sistema educativo y que dio más poder al Consejo Federal de Educación, en representación de las provincias”.

Sin embargo, cuestionó que para hacer eso le hayan “quitado poder a los órganos democráticos que tenía la provincia, como el Consejo General de Educación, adonde tenían participación directa los padres y las entidades gremiales”.
Temas

Te Puede Interesar