viernes 14 de junio de 2024
Epidemia silenciosa

Violencia doméstica: el rol de la escuela

Según el informe "Situaciones de violencia en los hogares: detección y prevención desde las escuelas", del Observatorio de Argentinos por la Educación, se encontró que 1 de cada 2 alumnos de primaria habla sobre violencia doméstica en la escuela.

El documento aborda el importante papel que juegan los establecimientos escolares en la prevención y detección temprana de la violencia doméstica contra niños, niñas y adolescentes, considerada una "epidemia silenciosa" con graves consecuencias para la salud mental y física de los niños y adolescentes.

El estudio, realizado por Mercedes Sidders, Eugenia Orlicki y Leyre Sáenz Guillén, revela que "el 53,3% de los alumnos del último año de primaria discute temas de violencia y abuso con alguien en la escuela," mientras que "el 15% no habla con nadie al respecto".

Asimismo, se indicó que las provincias con mayor porcentaje de alumnos que reportan hablar de violencia en la escuela son Misiones 60,1%, Formosa 58,9% y Chaco 57,7%. Ubicándose Catamarca en el 8vo lugar con un 27%.

Los datos muestran que el 32% de los directores de escuelas estatales tuvieron que intervenir en casos de violencia familiar que afectan a sus estudiantes, mientras que en las escuelas privadas esta cifra es del 26%.

En las escuelas de gestión estatal, las provincias donde más directores declaran que tuvieron que intervenir en situaciones de violencia familiar son: Tierra del Fuego 61%, CABA 55%, Jujuy 47%, Buenos Aires 46% y Río Negro 43%.

En cuanto a las escuelas de gestión privada, las provincias donde más directores dicen haber intervenido en este tipo de situaciones son San Juan 39%, Formosa 35%, Chaco 34%, Misiones 32% y Santiago del Estero 31%.

En ese sentido en nuestra provincia, la intervención de las escuelas en situaciones de violencia doméstica, arrojó un 16% en el caso de las escuelas estatales y un 14% en las privadas.

De todos modos, el informe aclara que “estas cifras no necesariamente indican mayor cantidad de casos de violencia, sino que pueden reflejar una mayor propensión de las escuelas a reportar y actuar ante las situaciones detectadas”.

Además, subrayan la necesidad de que el Estado garantice una red de apoyo más amplia que conecte a las familias con servicios que ayuden a mitigar los factores de riesgo (como comedores, centros de salud, programas sociales o subsidios habitacionales), para poder fortalecer el sistema de protección de los niños y adolescentes.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar