jueves 18 de abril de 2024
Fútbol

Tras la caída ante Lanús, Boca ya piensa en River

Al no participar de la Copa Libertadores de este año, los xeneizes ponen todas sus ilusiones en el partido del domingo

Boca arranca a preparar, a partir de hoy , el primer gran desafío del semestre. Al no tener el objetivo de la Copa Libertadores, el Superclásico contra River vuelve a tomar su rol preponderante de siempre y será vital para el humor del hincha y la confianza de Diego Martínez.

En la víspera de su visita al Monumental, el Xeneize deberá definir varias incógnitas en el armado del equipo a lo largo de una semana crucial de trabajo.

El entrenador le dio el día libre al plantel luego de la derrota por 2-1 ante Lanús en el Sur del conurbano bonaerense. Regresarán a las prácticas el martes en el predio que el cuadro de la Ribera posee en Ezeiza. Hay tres dudas principales que empezarán a dirimirse a partir de mañana.

La primera está relacionada con una cuestión que fue prácticamente de Estado a fines del año pasado: el acompañante de Miguel Merentiel. Está claro que la Bestia es intocable en el frente ofensivo. Metió tres goles en los seis partidos que disputó Boca en la Copa de la Liga y terminó el 2023 como uno de los delanteros con mejor efectividad del mundo en relación a las jugadas de peligro generadas.

Martínez se inclinó por Lucas Janson en el duelo frente al Granate, pero el ex-Vélez nunca se terminó de sentir a pleno desde su llegada al club boquense.

Ante Central Córdoba probó con Kevin Zenón como una especie de segunda guitarra libre y le dio resultado: anotó un gol y dio una asistencia (en realidad, el uruguayo se lo sacó sobre la línea) en el triunfo contra el Ferroviario en La Bombonera.

Por la jerarquía y el peso de su nombre, siempre está latente la alternativa de Edinson Cavani.

El uruguayo se recuperó de la fuerte contractura que sufrió en aquella noche para el olvido versus Sarmiento en el Gasómetro y ayer entró unos minutos en el segundo tiempo. No obstante, mostró nuevamente que está falto de efectividad y malogró una posibilidad muy clara de cabeza en el área de Lucas Acosta. En tanto, Luca Langoni también podría ir de segundo delantero.

El Pipa

Darío Ismael Benedetto no quiere quedarse afuera de la disputa. El Pipa cortó una larga sequía de meses sin anotar un gol frente a Tigre y está en condiciones físicas de sumar minutos. Tuvo un flojo rendimiento ante Defensa y Justicia y no regresó a la formación en ninguno de los últimos dos compromisos.

De todos modos, con River tiene una historia especial. Le marcó cuatro goles a lo largo de su carrera: tres con Boca (dos de ellos en las finales de la Copa Libertadores 2018) y uno vistiendo la camiseta de Arsenal de Sarandí.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Reclamo. Municipales chacareros.

Te Puede Interesar