lunes 21 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Crimen de Chanampa

"Lo llevaron a delinquir impulsos totalmente ruines"

"Rulo" Barrera fue hallado culpable por un jurado popular y condenado a 18 años de prisión por el juez instructor.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Luego de haber sido hallados culpables por un jurado popular, a principios de mes se llevó a cabo la audiencia de cesura de pena para Walter Antonio “Rulo” Barrera, Gabriel Eduardo Lazarte, Héctor David Barrera y Walter Gastón Barrera. Los cuatro fueron condenados por el crimen de Pablo Sebastián Chanampa. "Rulo" Barrera respondió por el delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor. En tanto que Eduardo Lazarte, David Héctor Barrera y Walter Gastón Barrera fueron declarados culpables como partícipes secundarios.

El crimen de Pablo Chanampa (37) ocurrió en noviembre de 2020 en la zona sur de la Capital. La investigación estuvo a cargo de la fiscal de Instrucción de Primera Nominación Yésica Miranda. A finales del año pasado, la representante del Ministerio Público Fiscal dio por finalizada la investigación y elevó la causa a juicio. Chanampa fue muerto de un tiro en el pecho luego de una reyerta el 28 de noviembre, a media cuadra de su casa ubicada en el barrio Santa Marta. La pelea se inició enfrente del domicilio y terminó a varios metros de distancia, cerca de una esquina con avenida Manuel Navarro, donde hay un supermercado y otros centros comerciales que generan importante concurrencia de personas. Ese día, de acuerdo con lo manifestado por familiares directos de la víctima, los sospechosos, a bordo de un automóvil, recorrieron varias veces la zona.

El juez instructor Luis Raúl Guillamondegui resolvió condenar a “Rulo” Barrera a la pena de 18 años de prisión y a su hijo Walter Gastón, a ocho años de prisión. A Lazarte le impuso la pena de nueve años de prisión y a Héctor David Barrera se lo condenó a ocho años y seis meses de cárcel. A la vez, dispuso que se comunique al Tribunal Oral Federal de la Provincia de Catamarca sobre esta reciente condena debido al precedente judicial que registra en ese fuero.

El jueves último, el magistrado dio a conocer los fundamentos de la condena. “Este temerario accionar responde a la inconcebible calidad de los motivos que lo llevaron a delinquir: impulsos totalmente ruines, despreciables y profundamente egoístas, tendientes a vengar, sin miramientos, una supuesta deuda de juego derivada de una malograda carrera de caballos, al mejor estilo del hampa, sencillamente deducible de la forma como consumaron su fechoría. Barrera y compañía desplegaron sus actos con una llamativa naturalidad y buscando dejar su mafioso mensaje frente a todos”, indicó.

Para el magistrado, en ese contexto, la edad, el grado de instrucción y la consecuente experiencia de vida de Barrera también agravan la pena, toda vez que socialmente es esperable otro comportamiento de su parte ante esta situación, que sería la génesis del delito perpetrado. Más aún, cuando el hecho se produjo un par de horas atrás. Esta distancia temporal debería haberlo llevado a apaciguar sus ánimos de venganza. “Tampoco lo favorece la circunstancia de arrastrar a un delito de suma gravedad a sus consortes criminales, principalmente a su hijo Gastón; el que, probablemente, por una suerte de temor reverencial, contaba con pocas alternativas para desoír el embate paterno. De ningún modo justifica su accionar pero que sí lo atenúa. El vínculo personal con la víctima, tal se manifestó en el juicio, tampoco privilegia la situación de Walter Barrera. Con su accionar confrontó aquellos vínculos de amistad con Chanampa y su familia, tal lo reconoció el mismo Barrera (‘una semana antes estuvimos compartiendo un asado’, había recordado). Esta circunstancia seguramente le restó vigor a la víctima para adoptar alguna precaución o previsión de defensa frente al ‘ajuste de cuentas’ consumado”, detalló.

A la vez, indicó que la extensión del daño ocasionado es notoria, dado que le quitó la vida a un hombre joven, padre y sostén de familia. Su violenta muerte también implica un profundo e irreparable dolor a sus familiares, amistades y afectos.

“La gresca de ribetes descomunales producida, tal lo relataron los testigos en el juicio y hasta lo admitieron los mismos imputados, tuvo su exclusivo origen en la agresión criminal de Barrera y sus consortes criminales. Por un natural instinto de supervivencia, llevó a los familiares de Chanampa a defenderse frente a sujetos munidos de elementos que acrecentaban su poderío ofensivo y uno de los cuales, tal lo acreditado, contaba con un arma de fuego operativa. Lo que se valora en esta instancia, entre otros factores, son las circunstancias primordialmente fácticas vinculadas con el grado de participación de los imputados en la comisión del hecho”, explicó.

Expediente

Segundo juicio por jurados

Walter Antonio "Rulo" Barrera, hallado culpable por un jurado popular como autor del delito de "homicidio simple agravado por el empleo de arma de fuego", fue condenado a 18 años de prisión.

Condenas como partícipes secundarios

Walter Gastón Barrera, ocho años de prisión.

Gabriel Eduardo Lazarte, nueve años de prisión.

Héctor David Barrera, ocho años y seis meses de cárcel.

A la vez, dispuso que se comunique al TOF de Catamarca sobre esta reciente condena, debido al precedente judicial que registra en ese fuero.

Juez instructor: Luis Raúl Guillamondegui.

Ministerio Público Fiscal: fiscal de Instrucción de Primera Nominación: Yésica Miranda y fiscal de Cámara: Miguel Mauvecín.

Defensa: Juan Pablo Morales y Luis Marcos Gandini, abogados del foro local.

El hecho

Pablo Chanampa (37) fue asesinado en noviembre de 2020 en la zona sur de la Capital. Fue muerto de un tiro en el pecho, luego de una reyerta, a media cuadra de su casa. La pelea se inició enfrente del domicilio y terminó a varios metros de distancia, cerca de una esquina con avenida Manuel Navarro.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar