viernes 23 de febrero de 2024
El crimen de Miguel Ángel Ferreyra

Habilitarán feria para la pericia médica a Mónica Murúa

La fiscalía hizo lugar al pedido de la familia del joven asesinado de un puntazo el 10 de septiembre en El Bañado.

La fiscal de instrucción de feria Gabriela De Marcos ordenó que se habilite la feria judicial para la ampliación de la pericia médica a Mónica Murúa, la mujer que está imputada por el crimen de Miguel Ángel Ferreyra pero que se encuentra con prisión domiciliaria por problemas de salud.

El pedido había sido realizado por Marcos Gandini, el abogado de Ángela Isabel Herrera, la madre de Ferreyra, quien fue asesinado el 10 de septiembre tras recibir un puntazo en la localidad de El Bañado, departamento Valle Viejo.

En su momento, el fiscal de la causa, Laureano Palacios, le había otorgado la prisión domiciliaria a la mujer tras presentarse informes médicos en los que daban cuenta de un cuadro de hipertensión. Esto sucedió a fines de septiembre y desató una lluvia de reclamos por parte de los deudos del fallecido, quienes hicieron presentaciones judiciales para que se realicen nuevas pericias médicas. Un informe efectuado en noviembre dio cuenta de que la mujer podía permanecer alojada en un centro de detención pero con controles diarios.

La fiscalía solicitó que le efectúen nuevos estudios a Murúa en el Hospital San Juan Bautista. Ante la demora de estos resultados es que la madre de la víctima insistió en que se habilite feria para la ampliación de la junta médica, que en un primer momento había sido fijada para el 1 de febrero, cuando se reanude normalmente la actividad judicial.

La fiscal De Marcos atendió el pedido de la familia y ordenó que el Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF) fije fecha para la junta médica.

Por su parte, Castro sigue detenido pero está pendiente de resolución si es inimputable o no.

A principios de diciembre, el fiscal Palacios recibió un informe del CIF en el que señalaron que Castro tiene “una estructura mental deficitaria” y tiene un “retraso mental moderado”, entre otras cuestiones.

Según detallaron los profesionales de la salud mental, Castro está posicionado en “un cuadro sindrómico de ‘retraso mental moderado’, por lo que y como consecuencia directa de ello, su pensamiento es bradipsíquico (lentificación psíquica, mental, no acorde, no semejante, con enclave rudimentario en el mundo de la lógica concreta), alejado totalmente de la facción abstracta (pensamiento crítico y divergente que permite discernir las propiedades comunes, planear, pensar y actuar simbólicamente)”.

Palacios ordenó que se practique una junta médica integrada por un psicólogo, un psiquiatra y un psicopedagogo para poder obtener un informe concluyente y resolver la situación procesal de Castro.

El caso

El domingo 10 de septiembre, Ferreyra recibió una puñalada en el pecho que terminó con su vida. Ocurrió en el barrio 140 viviendas, ubicado en el departamento Valle Viejo. Murúa y su hijo, Jorge Castro, están acusados por el homicidio de Ferreyra. Palacios imputó a Castro por el delito de “homicidio simple en calidad de autor” y a Murúa, por “homicidio simple en calidad de partícipe secundaria”.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se inauguro la despensa: primera comercializadora de la economia social

Te Puede Interesar