viernes 5 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Seguirá en libertad

Confesó ultrajes, pidió perdón y fue condenado

Fue condenado a la pena de 4 años y 6 meses de prisión. El sujeto dijo que quiere someterse a un tratamiento psicológico.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de agosto de 2022 - 00:15

En la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación se llevó a cabo un debate por un abuso sexual en la infancia. El imputado debía responder por “abuso sexual simple agravado por la convivencia continuado”. El acusado confesó, se responsabilizó por los hechos y pidió perdón.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Mauricio Navarro Foressi, Carlos Moreno y Fernando Esteban. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Alejandro Dalla Lasta Baroni, quien estuvo acompañado por la asesora de Menores Daniela Faerman Cano. La defensa fue ejercida por el abogado Santiago Barrionuevo.

Dada la índole del delito, a fin de resguardar a la niña y al vínculo cercano entre agresor y víctima –los datos del imputado no se publican para resguardar la identidad de la nana-, el debate se desarrolló a puertas cerradas. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el abuso sucedió durante cuatro años, desde que la niña tenía siete años hasta los 11. El acusado convivía con la madre y con la nena.

En el banquillo, el acusado confesó los ultrajes, pidió disculpas a la niña, a la familia y a la sociedad. También manifestó su voluntad para realizar un tratamiento psicológico.

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que el fiscal mantuvo la acusación y pidió una pena de cinco años de prisión. A la vez, solicitó que hasta tanto la sentencia quedara firme, se impongan restricciones de acercamiento.

A su turno, la asesora Faerman Cano adhirió al planteo de la Fiscalía. Además, remarcó un punto de la pericia efectuada, en que se advertía que tiene dificultad reflexiva y deslinda su responsabilidad en terceros. Para la asesora, el acusado podría devenir en un riesgo para terceras personas. Al mismo tiempo, solicitó que reciba asistencia psicológica.

En relación con las pericias efectuadas a la niña, destacó que quedó acreditada la relación asimétrica y el poder que el acusado tenía sobre la víctima. Para la asesora, dados los elementos recabados, quedó constituido un claro caso a juzgar con perspectiva de género.

Por su parte, la defensa pidió una pena de cuatro años y seis meses, más restricciones. El defensor valoró que su asistido siempre estuvo a derecho. Tras un cuarto intermedio, el Tribunal, por unanimidad, condenó al acusado a la pena de cuatro años y seis meses de prisión. También ordenó restricciones de contacto, mientras mantenga el estado de libertad, y que realice tratamiento psicológico en el penal, una vez que el fallo quede firme.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Pericias. Personal policial en la zona donde fue hallado el cuerpo.

Te Puede Interesar