martes 21 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lo señaló el informe de Sumarios de la Corte de Justicia

Cinthia Aranda: no existió mora por parte del Juzgado de Familia

Se habían pedido informes en relación con oficios enviados en forma extemporánea al hospital de Saujil.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de abril de 2022 - 01:10

La Secretaría de Sumarios de la Corte de Justicia determinó que no existió mora judicial en el accionar del Juzgado Civil, Comercial, de Familia y de Menores de la Segunda Circunscripción Judicial en el caso de Cinthia Aranda, la mujer asesinada por su expareja -el policía Diego Ortega- ocurrido en febrero pasado en Saujil, Pomán. El área de Sumarios del máximo Tribunal de Catamarca había solicitado informes al juzgado tras la publicación realizada por El Ancasti en relación con oficios enviados en forma extemporánea a organismos en Saujil. En aquéllos se solicitaba realizar un "diagnóstico de interacción familiar" en la persona de Cinthia Aranda, ya fallecida para el momento que llegó el oficio, y su expareja, el policía Ortega, detenido por su femicidio, estaba alojado en la comisaría. En el oficio se solicitaba extrañamente que se los buscara a ambos en sus respectivos domicilios.

El Ancasti accedió al oficio enviado al hospital de Saujil -que tiene fecha 9 de febrero pero llegó al hospital el 21 de febrero- en el que se solicita que se realice un socio ambiental y un "diagnóstico de interacción familiar".

Para el 9 de febrero, Cinthia estaba viva pero grave en el Hospital San Juan Bautista, su hija de alta, pero en el oficio la joven no fue nombrada. Igualmente, para el 21 de febrero, cuando efectivamente llegó el documento al hospital de Saujil, Cinthia ya había fallecido.

Desde el Juzgado de Familia y la Defensoría de Andalgalá no quisieron hablar al respecto por lo que se desconoce cuál fue el derrotero en la Justicia que vivió Cinthia Aranda en relación con el expediente por alimentos que inició a finales de diciembre, principio de enero.

En base a esa información, la Secretaría de Sumarios abrió una investigación administrativa para determinar si había una causa de violencia familiar anterior que hubiera merecido una actuación en tiempo y en forma de la Justicia.

En diálogo con El Ancasti, Sebastián Lípari, a cargo de la Secretaría de Sumarios, señaló que en base a lo analizado se confirmó que "no había una causa anterior sino que la intervención del Juzgado de Familia fue a los fines de una cuota alimentaria por la que existía un expediente ya cerrado y no había antecedentes de violencia familiar y de género en la que se encontrara como víctima a Cinthia Aranda”. Asimismo señaló que el fiscal le informó a la jueza la situación y se dispararon las medidas asistenciales urgentes, en este caso la chica estaba internada, no se sabía el pronóstico de cómo iba a terminar.

Respecto a las fechas de los oficios indicó que “si la jueza ordenó medidas en el domicilio cuando la víctima no estaba sabiendo que estaba en el hospital, eso merece otro tipo de análisis, pero no hubo mora judicial”.

"Lo que persigue el Poder Judicial con las investigaciones preliminares y/o sumarios disciplinarios es deslindar responsabilidades administrativas de los funcionarios. Ya que si hay demora que puede llegar a ser perjudicial para la víctima ahí se debe intervenir”, puntualizó Lípari.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar