sábado 25 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Incidentes y agresiones

Barrabravas de Racing e Independiente, involucrados en hechos violentos

Más de 160 barrabravas del "rojo" fueron detenidos al enfrentarse con la policía. Hinchas de la "academia" atacaron a colombianos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de mayo de 2022 - 10:21

Ciento sesenta y tres detenidos, sonidos de disparos, pedradas y botellazos, corridas sobre las vías del ferrocarril Roca y las calles... El clima caliente que se esperaba para la noche en el estadio de Independiente se adelantó algunas horas. Un enfrentamiento entre facciones de barrabravas y la posterior participación de la policía bonaerense sembró de miedo los alrededores del Libertadores de América-Ricardo Enrique Bochini. Entre los efectivos hay dos heridos.

“Se acabó el recreo”, había anunciado hace unos días en su cuenta de Twitter Pablo “Bebote” Álvarez, líder histórico de Los Diablos Rojos y ahora marginado del poder de la tribuna. El aviso era acompañado por fotos que mostraban armas y entradas para el partido que este miércoles enfrentará a Independiente con Ceará, de Brasil, por la Copa Sudamericana. Lo ocurrido alrededor de las 17 en el terraplén que cierra por detrás la calle José Omar Pastoriza y en la calle Alsina confirmó que se estaba preparando algo.

Según los pocos testigos, todavía era demasiado temprano como para que se acumulara mucho público en la zona. El choque se habría producido entre integrantes del grupo de “Bebote” y los de Somos Nosotros, el ala que comanda César “Loquillo” Rodríguez. En 2017, cuando Álvarez fue detenido por extorsión al entrenador Ariel Holan y asociación ilícita, “Loquillo”, que era el número 2, tomó el control de la barra, pero muchos de los integrantes nunca dejaron de responder a su jefe original. Cuando Álvarez –salió de prisión en 2019– anunció a principios de abril que estaba preparado para recuperar su lugar, la guerra ya declarada subió de temperatura.

El enfrentamiento, sin embargo, tiene una complejidad aun mayor. Una vez que la comisión directiva que preside Hugo Moyano quedó enfrentada con Bebote, tomó la decisión de apoyar a Dueños de Avellaneda, una tercera facción, dirigida por Juan Ignacio Lenczicki, “Juani”, que desde entonces ocupa el lugar en el que siempre se asentó la barra del Rojo.

El grave conflicto institucional que atraviesa Independiente, con elecciones postergadas desde diciembre y un mandato provisional de Moyano, termina de complicar el panorama. En los recientes partidos jugados en Avellaneda, los cánticos con insultos contra la gestión del club y el pedido de elecciones han ido in crescendo, y el clima se enrareció aun más.

Cuando el equipo viajó a Paraguay para enfrentarse con General Caballero por la Sudamericana, las tres barras se trasladaron a Asunción. En esa excursión, Juani y Loquillo sellaron una alianza para frenar el embate de Bebote. El resultado se vio el jueves pasado, durante el partido con La Guaira: esa noche, cada una de esas dos barras se situó en una de las cabeceras populares, miembros de la “oficial” se desplazaron a las plateas, y unos y otros se encargaron de controlar que nadie se expresara de manera notoria contra la directiva de la entidad. De hecho, sonaron cánticos sólo una vez finalizado el encuentro. El grupo de Álvarez estuvo ausente pero 48 horas más tarde Bebote hizo saber que quería participar en la discusión.

En ese contexto se inscribe la pelea de esta tarde, que aparentemente acabó sin heridos de gravedad, a partir de la intervención de la policía bonaerense. Cabe recordar que el 9 de abril, el grupo de Loquillo había tenido un enfrentamiento con la policía y varios de sus jefes, incluido el propio César Rodríguez, cayeron detenidos.

Dos heridos en un choque entre hinchas de Racing y Cali

Casi a la misma hora en que se producían los disturbios en Avellaneda, dos hinchas de Deportivo Cali, de Colombia, fueron apuñalados por barrabravas de Racing en la estación de tren de Gerli, situada a pocas cuadras del estadio de Independiente. Uno de los heridos se encuentra en grave estado.

Los simpatizantes colombianos se encuentran en el país para asistir este jueves al partido frente a Boca por la Copa Libertadores, y los de Racing habrían ido en su búsqueda para saldar lo que consideran una afrenta ocurrida en una anterior visita de los caribeños a la Argentina: el robo de una bandera en el propio estadio de la Academia.

Video en donde Hinchas del Deportivo Cali roban banderas de Racing de Avellanada en Argentina.

Armados de cuchillos y otros elementos contundentes, varios miembros de la barra racinguista ingresaron al coche del tren donde se encontraba un grupo de hinchas de Cali, generando pánico entre los pasajeros. La batalla continuó sobre las vías y las calles aledañas una vez que los visitantes intentaron huir.

Los simpatizantes del conjunto colombiano tenían previsto realizar un banderazo en el Obelisco en apoyo a sus jugadores, pero lo postergaron ante la sospecha de la presencia de miembros de la barra de Racing. De todos modos, el combate no parece haber terminado con la escaramuza de Gerli.

Machetes, navajas y ocho detenciones

Ocho simpatizantes de Cali fueron detenidos por la Policía de la Ciudad en el Obelisco con armas blancas en su poder. El personal de seguridad estaba en la Plaza de la República debido a la realización de un banderazo de hinchas del club colombiano, ocho de los cuales fueron apresados con navajas, cortaplumas y machetes.

La Fiscalía de Flagrancia del área Este dispuso la detención de los ocho por el delito de desobediencia.

Fuente: La Nación

Seguí leyendo

Te Puede Interesar