Mundial 86

Condenas y adicciones: la vida de los jugadores a los que Maradona eludió en el Gol del Siglo

martes, 22 de junio de 2021 · 11:48

Los jugadores que que fueron víctimas de la memorables gambetas que Diego Maradona ejecutó durante su corrida aquel 22 de junio de 1986, han pasado por complicadas situaciones a lo largo de su vida, además de pregonar un "odio eterno" hacia el "10". 

El Peter Shilton y los jugadores Peter Beardsley, Peter Reid, Terry Butcher y Terry Fenwick, quedaron inmortalizados en aquella jugada que se terminaría convirtiendo en el mejor gol de la historia de los mundiales y que, sin saberlo, marcaría sus vidas para siempre. 

Peter Beardsley (Hexham, 18/1/1961) fue uno de los primeros dejados en el camino por Maradona al comenzar la jugada tras el giro inicial y con el paso del tiempo intentó minimizar lo ocurrido. “Fue magnífico, pero sin el primero (el de “La Mano de Dios”), no se puede explicar el segundo. Fue un punto de inflexión brutal. Él era un jugador fantástico y es la razón de por qué Argentina ganó, pero lo que hizo está mal y sin esa mano, habríamos ganado nosotros”, aseguró en una ocasión.

Durante el Mundial de 1986, Beardsley jugaba en el Newcastle –donde lo apodaban “Quasimodo” y era hostigado por las hinchadas rivales también por admitir que era abstemio- y al finalizar fue transferido al Liverpool.

Después de haber jugado en la liga inglesa desde 1982 hasta 1999, tuvo un muy breve paso por el fútbol australiano en el Melbourne Knights FC, donde apenas participó de dos partidos y se retiró.

También estuvo en la selección inglesa que llegó a semifinales en Italia 1990 y que estuvo a muy poco de jugar la final ante Argentina (recuerda aquel torneo como su mejor momento). Fue entrenador interino de Newcastle en 2010 y desde ese momento se unió al cuerpo técnico para posteriormente funcionar como asistente de Howard Wilkinson en la selección inglesa entre el despido de Glen Hoddle y el nombramiento de Kevin Keegan. En ese período (1999), Inglaterra fue derrotada por Francia, entonces campeona del mundo, en un amistoso en Wembley.

Sus mayores problemas comenzaron en 2003, cuando ya había regresado al Newcastle y junto con el director de la academia, Kenny Wharton, fue objeto de una investigación en la Premier League después de que se dijera que había intimidado a dos juveniles, James Beaumont y Ross Gardner, pero fue absuelto en ambos cargos. Dejó el puesto en 2006 cuando asumió como gerente del club Glenn Roeder y quiso tomar un rumbo diferente y fue cuando estuvo a punto de ir como asistente de Howard Kendall en la selección de la República de Irlanda. Kevin Keegan lo hizo regresar una vez más al Newcastle en 2008 hasta que en marzo de 2009 decidieron colocarlo en la academia de juveniles para trabajar específicamente con delanteros y en 2010, cuando Chris Hughton fue destituido como entrenador, estuvo interinamente a cargo del primer equipo hasta la llegada de Alan Pardew.

En 2018 volvió a caer en problemas, cuando la Federación Inglesa comenzó a investigarlo por expresiones racistas a un joven negro de 22 años, Yasin Ben El-Mhannim, al que llamó “mono” y bromeó sobre trepar a los árboles, algo que él negó categóricamente.

Tras 14 meses de investigaciones, en 2019 fue suspendido por 32 meses para toda actividad relacionada con el fútbol. En su decisión, la FA sostuvo que “incluso si no tenía intención de hacerlo, claramente causó una ofensa” aunque también indicó que no creía que Beardsley fuera racista “en el sentido de estar mal dispuesto hacia las personas por motivos de raza u origen étnico”. Al enterarse, el ex jugador dijo que estaba “sorprendido y decepcionado”.

Está casado desde 1981 con Sandra y tienen un hijo (Drew, 1989) y una hija (Stacey, 1993).

Peter Reid (Liverpool, 20/6/1956) también quedó fuera de la jugada de Maradona al primer toque. “Pisó la pelota y dio media vuelta. El movimiento tuvo un equilibrio y una clase impresionantes. Fue demasiado rápido para mí”, recordó en una oportunidad, y admitió que “sigo teniendo pesadillas con eso” y que “nunca pensé que un solo partido de fútbol podía tener un efecto tan decisivo en mi vida”.

Reid, que en 1986 era volante del Everton, jugó en varios equipos ingleses entre 1974 y 1995, y sólo disputó el Mundial de 1986 y la Eurocopa de 1988. Se retiró en el Bury FC y desde allí en adelante se dedicó a ser director técnico. En 2004 fue nombrado gerente del Coventry City pero duró menos de un año y ya después trabajó como comentarista de la BBC en Mundial 2006 y para Sky Sports y ESPN.

Llegó a dirigir al Leeds y al sub-21 inglés y en 2008 emigró a Tailandia para dirigir a la selección nacional, regresó como asistente de Tony Pulis en el Stoke City, en 2010/11 pasó como DT principal al Plymouth Argyle FC inglés pero duró menos de un año, y luego se hizo cargo del Mumbay City de India en 2014.

En 2016 regresó a su primer club, el Bolton Wanderers para ayudar al DT interino Jimmy Phillips y se fue al final de la temporada, en su última experiencia como entrenador. Durante la pandemia, se dedica a dar charlas a beneficio de diferentes instituciones.

Se volvió a cruzar con Maradona años más tarde en Dubai, de casualidad, en un evento, pero no hubo buena onda. “Le mordí la mano. La gente pensó que estaba besándola pero en realidad, mi sentimiento era otro. Es un tramposo”, declaró.

Terence Ian “Terry” Butcher (Singapur, 28/12/1958), reconoce que sigue “odiando a Maradona”, al que llama “pequeño bastardo”. “A todo el resto de los jugadores de mi equipo los superó una sola vez pero a mí me superó dos. La Mano de Dios fue una cosa rara, pero yo estoy más enojado por el segundo gol”, se lamentó en una oportunidad. Apodado “Carnicero”, quedó en la historia por haber jugado ensangrentado los noventa minutos ante Suecia por la clasificación al Mundial de Italia 1990.

En 1986 había dejado justo el Ipswich Town después de siete años para pasar después del Mundial al Rangers de Escocia. Se retiró en 1993 jugando para el Clydebank FC de ese país y desde 2002 comenzó su carrera como DT con especial participación en Escocia y Australia.

En 2008, cuando fue asistente de George Burley en la selección escocesa que se preparaba para el Mundial de Sudáfrica 2010, justo coincidió en un amistoso contra la selección argentina que dirigía Maradona, y aprovechó la ocasión para manifestar que el astro argentino “es un tramposo y un mentiroso. Estaría feliz de verlo perder”. Cuando le consultaron por estas declaraciones a Maradona, respondió con una pregunta: “¿Quién es Butcher?”. Dejó el cargo en 2009 cuando su DT fue echado por los malos resultados.

En 2018 se hizo cargo de la selección de Filipinas pero cuando se aprestaba a jugar la Copa de Asia dijo no estar en condiciones y asumió su segundo, Scott Cooper. En julio de 2019 se unió al cuerpo técnico del Guangzhou como asistente de Giovanni Van Brokchorst para trabajar el aspecto defensivo. En 2020 se hizo cargo de la academia del Ipswich Town.

Manejó, además, una cadena de corredores de seguros que luego vendió, y fue comentarista de Radio 5 de la BBC en los partidos de la selección inglesa.

Está casado desde 1980 y tuvo tres hijos. Uno de ellos, Cristopher, sirvió en la Artillería Real en Afganistán y murió en octubre de 2017 a los 35 años. Es fanático del rock pesado y especialmente de la banda de heavy metal “Iron Maiden” y amigo de su bajista y fundador, Steve Harris. También es un reconocido militante del Partido Conservador.

Terry Fenwik (17/11/59 en Seaham, condado de Durham) es el defensor que pudo cambiar la historia del gol de Maradona de haberle hecho falta (es a quien el “diez” le baja el brazo en su carrera hacia el área) pero no lo hizo, seguramente porque ya estaba amonestado. “Él acabó mi carrera en cuatro segundos”, sentenció.

En 1991 recibió una sentencia de cuatro meses de prisión en suspenso al ser declarado culpable de conducir bajo los efectos del alcohol, pero sólo cumplió dos de ellos.

Fenwik se retiró jugando para el Swindon Town en 1995 y jugaba en el Queens Park Rangers durante el Mundial de 1986, como parte de una carrera que se extendió entre 1976 y 1991. En 1995 comenzó a incursionar en la dirección técnica, en equipos de Inglaterra y Bélgica hasta que formó pareja con una abogada de Trinidad y Tobago, Reyna Kowlessar, en 2014 y se estableció en ese país, donde desde 2020 dirige a su selección nacional y también es analista de la Premier League inglesa para el canal de TV local Flow Sports.

Peter Shilton (Leicester, 18/9/1949) quedó en la historia como “el arquero que recibió “El Gol del Siglo” y el de “La Mano de Dios”, y nunca lo pudo superar. “Antes de que la pelota le llegue a Maradona en el segundo gol, Glen Hoddle había recibido una falta, Ese gol –el segundo- llegó porque no estábamos en el estado de ánimo adecuado después de lo que sucedió en el primero. Cuando sabes que alguien está haciendo trampa en un gran partido como ese, tu estómago cae. Así que no estábamos muy en sintonía con nuestra defensa”.

En 1986 jugaba en el Southampton y disputó los Mundiales de 1982, 1986 y 1990 y se retiró en 1997 en el Leyton Orient de la 4ª división con 48 años y con el récord de 1387 partidos oficiales, siendo el jugador inglés con más encuentros en la historia.

Se casó con Sue Flitcroft en 1970 y tienen dos hijos, Michael y Sam (que fue futbolista profesional). Se separó en 2011 y en marzo de 2015 se volvió a casar con la cantante de jazz Stephanie Hayward. En 2013 fue acusado de conducir alcoholizado y fue suspendido por 20 meses y tuvo que pagar un costo de 1020 libras esterlinas. Es uno de los sostenedores del Brexit. Su esposa lo ayudó a superar la adicción por el juego en 2020 y a partir de allí buscó dejar un legado con un video sobre sus “secretos” en el arco con entrenamientos y consejos. Trabaja con el Gobierno para ayudar a la gente a salir de problemas y en salud mental.

Durante este año twitteó acerca del debate suscitado con el alejamiento del príncipe Harry y Meghan Markle de la corona británica. “Creo que Harry y Meghan están a punto de sentir la ira de nuestra nación. Muchos británicos y nuestra prensa británica querrán defender a nuestra Reina. Creo que miles estarán unidos detrás de nuestro soberano”, afirmó. Le respondieron con toda clase de memes, pero en especial, uno que comparaba la “hipocresía de la corona británica con ‘La Mano de Dios’ de Maradona en el estadio Azteca en 1986.

Shilton reconoce a Maradona como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, pero nunca le perdonó sus dichos en su contra y jamás quiso encontrarlo. “Siempre digo que es el mejor jugador de la historia pero no lo respeto como deportista y nunca lo haré porque nunca se retractó de lo que hizo”, afirmó.

“Es cierto que todos hablan de ese gol con la mano, pero Shilton: sin ese gol, no te conocería nadie”, le dijo con humor inglés su ex compañero Paul “Gazza” Gascoigne.

Con información de Infobae. 

Otras Noticias