Tenis. Lo confesó 15 años después

Puerta admitió que mintió para que le reduzcan pena

martes, 4 de agosto de 2020 · 01:05

El ex tenista argentino Mariano Puerta admitió, quince años después, que mintió en su apelación con la que logró una reducción de la pena que se le había impuesto por doping, luego de dar positivo un control en la final de Roland Garros, que perdió ante Rafael Nadal.

El zurdo cordobés de San Francisco, que hoy tiene 42 años y está radicado en Estados Unidos, fue una pieza destacada de la denominada "Legión Argentina", una camada de jugadores, que estuvo involucrada en siete casos de doping, dos de los cuales correspondieron a Puerta. Quince años después, reconoció que no fue verdad su declaración sobre lo ocurrido en la previa de la final del Abierto de Francia, donde cayó con Nadal, el 5 de junio de 2005.

Tras dar positivo a un control en 2003, el cordobés -que ganó tres títulos ATP- estuvo nueve meses suspendido por consumir un medicamento para el asma que tenía clenbuterol, una sustancia prohibida por considerarse "anabólico".

En el segundo caso, Puerta dio doping por etilefrina: recibió una pena de ocho años reducida a dos (al dictaminarse que la cantidad que tenía en su organismo era 50 veces menor de lo que necesitaba para tener efectos en su rendimiento) y la orden de devolución de los premios por unos 887.000 dólares.

En aquel momento, ante los distintos tribunales y después públicamente, Puerta explicó que, minutos antes de la final en París, se sentó en el restaurante de los jugadores junto con la actriz Sol Estevanez, por entonces su mujer, y luego fue a cambiarse para el partido. En ese lapso, su esposa bebió agua con unas gotas de Effortil, una medicación que utilizaba para los dolores menstruales y que contenía etilefrina. Después, mientras ella estaba en el baño, Puerta regresó a la mesa y se sirvió, en el mismo vaso "contaminado", agua de una botella que llevaba consigo y que así fue cómo ingresó en su cuerpo la sustancia.

En una entrevista con el diario "La Nación", Puerta confesó que esa explicación fue falsa y que se trató de una estrategia de sus representantes legales, liderados por el ya fallecido Eduardo Moliné O’Connor, dirigente de la Asociación Argentina de Tenis, miembro de la Federación Internacional de Tenis y del propio Tribunal de Arbitraje Deportivo, entre 1998 y 2006.

"La explicación que usamos como estrategia fue mentira. Pero no saqué ventaja deportiva. No quiero que me vean más como un tramposo", expresó el extenista, desde Miami.

Y, por último, le dejó un consejo "a los tenistas de hoy": "Les diría que no hagan nada que los pongan en una situación como la mía. ¿Cómo podés estar seguro? Siendo extremadamente responsable, no delegar y no confiar en nadie, porque el precio que podés pagar por equivocarte es muy alto. No tiene sentido. Fui irresponsable". 

Otras Noticias