jueves 29 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Champions league. Fue 3 a 0 en la ida de semis

Barsa goleó al Liverpool con un Messi inspirado

Con dos goles, uno de ellos una joya de tiro libre, Lio fue clave para cerrar un partido muy complicado.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de mayo de 2019 - 04:08 Por Redacción El Ancasti

Barcelona dio ayer un paso fundamental para llegar a la final de la Champions League, al golear 3 a 0 a Liverpool en el Camp Nou en partido de ida por una de las semifinales del certamen.

Luis Suárez y Messi en dos ocasiones, el último un verdadero golazo, fueron los responsables de la victoria del conjunto culé, cuya único argumento para justificar la goleada ante un rival que lo tuvo contra las cuerdas, fue que cuenta con un genio como Messi y unos delanteros que definen partidos.

Durante gran parte del encuentro el muy buen equipo del alemán Klop fue amplio dominador, arrinconó al Barsa y le quitó los espacios para atacar. Pero careció de eficacia en el arco. Y lo pagó muy caro cada vez que cedió un centímetro.
Si el 1-0 era una especie de goleada para el Barcelona ante esa máquina voraz que es el Liverpool, el 3-0 emerge como una señora injusticia a partir del desarrollo, pero al mismo tiempo se justifica en ese señor fútbol que es Lionel Messi. Una paradoja, entre tantas, en una semifinal inolvidable.

Magia y suerte
Porque Ter Stegen había sacado tres pelotas de gol y Liverpool tenía acorralado a un Barcelona que se defendía como podía. Hasta que Messi inventó una jugada, aprovechó un rebote y convirtió uno de los goles más fáciles de su carrera. Y enseguida nomás, generó un foul y convirtió uno de los tiros libres más espectaculares de su trayectoria.
La muestra de que el Liverpool no iba a meter un gol ni de casualidad se dio con la salvada de Rakitic abajo del arco ante el tiro de Firmino y el remate posterior al palo de Salah (partidazo del egipcio). Y el ejemplo -por si hacía falta- de que Messi muchas veces debe hacer casi todo en el equipo la dio esa falla insólita de Dembelé en la última jugada que podría haber significado el cierre de la llave.
El 3-0 es una ventaja amplia que el Barcelona deberá sostener el martes en la cancha del Liverpool. 

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
gallanto: memes por la derrota de river ante patronato

Te Puede Interesar