lunes 3 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En la Liga Catamarqueña

Triste situación en el fútbol infantil: “No te voy a traer más a jugar si no pones huevo”

Un árbitro de la Capital suspendió un partido por los insultos de un padre hacia su propio hijo y las amenazas a su persona.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de mayo de 2019 - 15:27 Por Redacción El Ancasti

Muchas veces los niños nos demuestran lo mucho que nos queda por aprender. Son ellos los que nos dan el ejemplo y nos enseñan a los adultos lo bajo que podemos caer si traspasamos esa barrera de la pasión, para convertirla en extrema locura.

Un hecho muy triste se dio en los últimos días en un encuentro de inferiores, en la Liga Catamarqueña de Fútbol. Y lamentablemente hay que decir que estos episodios se repiten seguido. Pero esta vez, un árbitro decidió ponerle freno.

Una lección de los chicos a la lamentable actitud de sus padres

El partido entre Chacarita y Liberal Argentino, jugado en cancha de Villa Cubas y por la categoría séptima (chicos de 9 y 10 años), fue suspendido por el árbitro Gustavo Córdoba,  por los insultos de un padre a su propio hijo. De no creer.

En el informe que elevó el juez al Tribunal de disciplina, explica: “Finalizando el primer tiempo llego a visualizar a un padre de Liberal Argentino insultando a un niño de su propio equipo y a mi persona, a raíz de eso me dirijo a hablar con los respectivos técnicos de ambos equipos pidiéndoles que le informen al individuo que se retire del predio”.

Y agrega: “Esta persona reacciona inadecuadamente, insultándome y amenazándome”.

Córdoba señala luego que decide darle continuidad al juego, sin embargo ocurrió algo que lo obligó a parar la pelota. “A los 42 minutos observo a dos padres de Liberal retar e insultar a sus propios hijos y en eso escucho a uno que le dice a su hijo, pendejo de mierda no te voy a traer más si no pones huevo. El nene le contesta gesticulando ofendido y le alcanzo ver lagrimas en sus ojos y cabizbajo, por lo que vuelvo a detener el juego y me dirijo al técnico de Liberal informándole la suspensión del partido y él se expresa estar de acuerdo con lo decidido”.

 “Este hombre, al que yo le había pedido que se retire de la cancha, padre de un jugador, ingresa para tratar de agredirme físicamente, donde su hijo tomando la postura de adulto ante el comportamiento inadecuado de su padre le pide que se comporte diciéndole que siempre hace lo mismo y deje de gritar y tirar la bronca”, cierra el informe del árbitro.

La situación causa mucha indignación, sobre todo por tratarse de un acontecimiento dentro de categorías formativas. Pero no es extraño, ya que como dijimos, lamentablemente no es la primera vez que ocurre.

En otras oportunidades los padres llegaron a protagonizar incidentes que también motivaron la suspensión de las jornadas. En un momento la dirigencia de la Capital llegó a suspender las finales de inferiores por esta cuestión.

Es hora de parar la pelota y entender que esto va mucho más allá de ganar y perder. Los niños adquieren valores, se forman y por sobre todas las cosas, van a divertirse, porque eso son, niños.

 

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Festejo. Giordano celebra con sus compañeros el tanto del triunfo.

Te Puede Interesar