Golf. tiger woods y su décimo quinto título

El regreso del Tigre hizo polvo a los pronósticos

El golfista emocionó a todos con su regreso triunfal en Augusta. Tuvo tres operaciones y estuvo cerca de retirarse.
martes, 16 de abril de 2019 · 04:08

Después de una sequía de 11 años, Tiger Woods celebró a sus 43 su decimoquinto título de Grand Slam, demostrando una longevidad excepcional que no es rara en el mundo del deporte actual, con la estrella del tenis Roger Federer o el astro del fútbol americano Tom Brady como máximos exponentes.


Veintidós años después de su primer "major" en el Augusta National Golf Club, el domingo Woods volvió a ser un "maestro".


Su triunfo en el Masters 2019, el quinto de su carrera en Augusta, ya es visto como uno de los grandes hitos de la historia del golf y del deporte.


Y es que El Tigre viene de lejos: entre 2014 y 2017 su carrera parecía acabada al sufrir insoportables dolores de espalda.


"Tenía serias dudas de que pudiera volver (a competir) hace dos o tres años. No podía caminar, no podía estar sentado ni tumbado, no podía hacer nada", recuerda. 


Operado ya de la espalda en tres ocasiones, el estadounidense decidió volver a pasar por el quirófano en 2017 para someterse a una fusión espinal que le devolvió su movilidad y salvó su carrera. Su regreso a la relevancia deportiva ha impresionado a todos, incluso a los médicos.


"Su victoria está ligada a un lado psicológico fuera de lo normal. Esa gente (los deportistas de élite) ha alejado las dudas de su alma", agrega Philippe Le Van, médico en el Instituto Nacional de Deportes, Experiencia y Rendimiento (Insep) en París. Porque Woods no está solo en la categoría de los campeones que desafían el paso del tiempo. El belga Philippe Gilbert se hizo con el triunfo el domingo en la París-Roubaix, una de las carreras ciclistas más duras, a sus 36 años. El suizo Federer, por su parte, se adjudicó a en Miami el título número 101 de su carrera con 37 años.

 

Otros ejemplos 

Otro caso es Tom Brady, prodigio del fútbol americano, levantó en febrero su sexta Super Bowl con los New England Patriots, a sus 41 años en un deporte mucho más físico y peligroso que el golf. Además figura el alemán Dirk Nowitzki o Vince Carter en basquet que siguen firmando espectaculares volcadas como si fuera un novato de 42 años.

Otras Noticias