Boca juniors. La fórmula junto a pergolini logró el 53%

Ameal y Riquelme bajaron al macrismo tras 24 años

Se impusieron sobre el candidato oficialista Christian Gribaudo y Crespi y sobre el otro opositor José Beraldi.
martes, 10 de diciembre de 2019 · 02:10

Jorge Amor Ameal, apuntalado por el ídolo Juan Román Riquelme, se convirtió en el nuevo presidente de Boca al lograr una importante ventaja y el aval de casi el 53 por ciento del padrón de socios sobre el candidato oficialista Christian Gribaudo, poniendo fin a un cuarto de siglo de hegemonía macrista.

Escrutadas la totalidad de las 143 habilitadas, la lista "Juntos por Boca", de Ameal y Mario Pergolini, logró el 52,92 por ciento de los votos (20.045), mientras que "La Mitad + vos", que postula a Gribaudo y Juan Carlos Crespi obtuvo el 30,64 (11.607).

En tercer lugar quedó el otro candidato opositor, José Beraldi, acompañado por Rodolfo Royco Ferrari, por la lista "Unidos para volver a ganar", con 16,43 por ciento (6.225).

En una histórica jornada que batió récords de concurrencia a nivel sudamericano con 38.363 socios, Ameal y Pergolini -sin Riquelme que se había refugiado en el búnker- se abrazaron a las 00:23 cuando sus seguidores empezaron a celebrar la victoria, cuando la tendencia imposible de revertir.

Así, Ameal vuelve a conducir al "Xeneize" -lo hizo entre 2008 y 2011 por la muerte de Pedro Pompilio-, pero ahora siendo el presidente más votado del fútbol argentino. Además asumirá su cargo el próximo viernes por la tarde, si bien restan detalles formales, realizará ese día la primera reunión de Comisión Directiva que lo oficializará en su segundo mandato al frente de Boca -lo hizo entre 2008 y 2011 por la muerte de Pedro Pompilio-. 
 
Ameal reconoció a Román
Ameal gobernará el club de la Ribera hasta el 2023, y tendrá a Riquelme como conductor del fútbol profesional. "Este triunfo, por esta magnitud, se la debemos a Román, seguramente. Pero acá hay un equipo que trabajará para devolverle la transparencia a las actividades de Boca", reflexionó Ameal tras conocerse los resultados finales.

El dirigente reconoció el "esfuerzo extraordinario" de los socios para ir "a votar", ya que "les pusieron miles de trabas". "El socio de Boca votó un cambio en la conducción del club. Ahora nuestra obligación es abrirle la puerta para que pueda expresarse", afirmó Ameal.

 

Mauricio Macri les deseó "lo mejor"

El presidente Mauricio Macri le deseó ayer "lo mejor" a la lista que se impuso en las elecciones de Boca, donde su espacio político perdió los comicios después de veinticuatro años.

   "Le deseo lo mejor a (el presidente electo Jorge Amor) Ameal, Mario (Pergolini) y Román (Riquelme) y todos los muchos que los acompañan", indicó en declaraciones formuladas en la Sala de Periodistas de Casa Rosada, donde se despidió de los acreditados de los distintos medios.

Además, quien fuera presidente de la institución entre 1995 y 2007, remarcó que "lo más importante es Boca".

"El club está muy bien y a veces ganás campeonatos, a veces perdés finales y duele. Pero lo importante que si seguimos haciendo las cosas de la misma manera que desde el arranque de mi presidencia, estaremos siempre peleando por cosas importantes", afirmó.

Además, en un mensaje muy similar en su cuenta de Twitter, Macri agregó "la institución siempre tiene que estar por encima de todo".

En una elección a la cual acudieron 38.363 votantes que significaron un récord, Ameal consiguió un 52,84 por ciento de los votos, muy por delante del 30,60 del oficialista Christian Gribaudo.

 

Piensa en nuevo DT y refuerzos 

Con varios frentes por atender, Juan Román Riquelme ya piensa futbolísticamente el Boca que viene, donde aspira a tener un cuerpo técnico con historia y refuerzos de peso, para recuperar el posicionamiento internacional.

En primera instancia, el flamante vicepresidente segundo deberá definir quién reemplazará en el cargo a Gustavo Alfaro y en ese sentido el que más chances tiene es Miguel Ángel Russo, quien fue campeón de la Copa Libertadores 2007 en la que él brilló como futbolista.

Incluso, el exentrenador de Cerro Porteño, en caso de aceptar el desafío, ampliará su cuerpo técnico y sumará como ayudante de campo a Sebastián Battaglia, quien en las elecciones recientes dio su público apoyo al presidente electo Jorge Amor Ameal.

Russo, además, tiene como uno de sus principales colaboradores a Leandro Somoza, de pasado en Boca como futbolista. En caso de no darse esta opción, aparecen como alternativas José Néstor Pekerman y Eduardo Domínguez, quienes se encuentran sin trabajo actualmente.

Con respecto al manager Nicolás Burdisso, con un año más de contrato en el club, la idea es juntarse a hablar con él y, si está dispuesto a ser parte de la estructura que comandará el vicepresidente segundo, dejarlo en el cargo, aunque parece difícil que el ex defensor acepte eso. Por último, Riquelme quiere juntarse con Carlos Tevez, cuyo vínculo vence a fin de mes, para charlar en persona con él y es probable que continúe siempre y cuando acepte un contrato pagable.

Uno de los apuntados para la delantera es Paolo Guerrero, con quien también estaba negociando el oficialismo saliente, y que tiene un año más de contrato con el Inter de Porto Alegre. El delantero peruano cuenta con una cláusula de salida de 4.500.000 dólares y, en caso de querer sumarse a Boca, el jugador podría ejecutarla.

En el lateral derecho, hay dos apuntados: el chileno Mauricio Isla (Fenerbahçe) y Renzo Saravia.

Otras Noticias