Fue despojado del triunfo ante matías romero, en fallo localista

"Johnny" Herrera, un campeón sin corona

El local tiró en el 2º asalto al cordobés y lo tuvo conmovido en el 8º, y mereció los títulos en juego.
lunes, 13 de agosto de 2018 · 04:03

En fallo vergonzoso, Javier “Johnny” Herrera (15-2 con 8 Ko) perdió con Matías Romero (19-0 con 7 Ko) por PP10 y no pudo lograr los títulos Argentino y Latino FIB Superpluma.

En dictamen resultó unánime, aunque no reprodujo lo sucedido arriba del ring, y tuvo los siguientes números: 97-92 de Ferrero, 97-94,5 de Raúl Herrera y 97,5-93,5 de Sánchez Rosado.

El púgil catamarqueño dirigido por Julio Apaza padeció el localismo de Sampacho (Córdoba) y se quedó a las puertas de la consagración, en un combate que, si bien es cierto que tuvo cierta paridad, mostró a Herrera “picante” con las manos y casi siempre proponiendo la ofensiva desde la iniciativa.

Además, Romero amarró demasiado, tuvo muchas lagunas generadas por la potencia de “Johnny” rondando cerca de su humanidad y terminó coronándose pero como un campeón bastante deslucido.
Quedó la sensación de que una mano más de Herrera acaba el pleito, pero ¿se le puede exigir que le faltó ese golpe cuando lució en un gran nivel y mereció ser el octavo catamarqueño campeón argentino en la historia? Simplemente no.

Los mejores pasajes de Herrera fueron superlativos. La izquierda a la cabeza que desparramó a Romero contra las cuerdas en el segundo asalto fue una muestra. Igual pasó en el octavo cuando hizo zapatear al cordobés, conmovido por otro golpe. O incluso en el quinto y sexto, donde conectó y obligó a trabar en forma permanente al local. Esos pasajes marcaron diferencias y a pesar de que Romero descontó en varios asaltos, los números finales le daban un punto, por lo menos, de ventaja para Herrera.

Tras este nefasto fallo, ¿habrá una posibilidad de revancha? ¿Y si la misma puede concretarse en Catamarca? Todo un anhelo que ojalá pudiera cristalizarse hasta los primeros meses de 2019.

En lo inmediato, Herrera sabe que cumplió con creces y superó la exigencia que significaba enfrentar al número uno del ranking nacional, la figurita del momento, y como visitante. Felicitaciones, Johnny. El campeón sin corona.

Otras Noticias