martes 31 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
FALLECÍA HACE 18 AÑOS

Primo A. Prevedello, leyenda inigualable

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Hace dieciocho años, un nefasto mediodía del 26 de julio de 1996, una noticia conmovió al mundo deportivo de nuestra provincia y varias vecinas, que decía que había dejado de existir Primo Antonio Prevedello, un símbolo de la sociedad catamarqueña, instalado en Valle Viejo.

Con esa partida sin regreso viajaba el hombre que escribió páginas doradas en nuestra historia, especialmente en el deporte, porque "Chiquito", como lo llamaba la gente, dejó un legado de valores, que en el día a día del tiempo se exhiben como una marca indeleble, con la cual se sienten identificados los que gozaron las mieles de generosa amistad, esa que Primo sentía que no se manchaba ni se traicionaba, sino fortificaba día a día sumando un amigo, sea cual sea su credo político, social o deportivo, porque para "Chiquito” no existían distancias.

Dejó una escuela de honestidad, honradez y transparencia, tenía ese carisma que es patrimonio de los elegidos, y una de ellas comenzó en el mismo hogar compuesto por su inagotable compañera Anita Brunello y sus hijos Lita, Antonio, Ricardo, Carlos y Cecilia, que sin dobleces, blandiendo la herramienta ética que heredaron de ese gigante emparentado con el quebracho colorado, viven prolongando esa suma de valores del "Viejo" y vaya si lo consiguen, sus hijos Antonio con el automovilismo, Ricardo con el basquetbol y la dirigencia y sus nietos Carlitos y la princesa Meliza, que trepados en sus bólidos, inscriben el apellido por los caminos argentinos.

Tenía además dos amores más en su agitada vida: la Liga Chacarera y el Ateneo Mariano Moreno y en ellos entregó gran parte de su vida, sobre todo en el primero, donde elaboró una grandeza sin par, con sacrificio, con ganas y el apoyo de quienes captaron su mensaje, que fue muy simple, poner ganas y el corazón buscando crecer en el día a día, sin golpear puertas pidiendo una ayuda extra, tenía que ser fruto de cada sentimiento y ahí está el ejemplo, el majestuoso estadio que lleva su nombre y que por esas cosas de la vida parece que sintió la ausencia del "Viejo" y bajó los brazos, más allá de un justificado mantenimiento. Uno de los sueños de Primo era cerrar con tribunas el campo de juego, pero el destino fue más fuerte y no pudo ni podrá ser nunca ese anhelo, ¿por qué? porque Primo Prevedello hubo uno solo.

Cosas de la vida, el mes de julio está preparado para cosas agradables por el lado de Las Chacras, se festeja el Día del Amigo, cumplen años el Ateneo, la Liga y sin embargo terminó en este dolor, en esta amargura sin par, de perder al amigo que no se fue nunca, por el contrario, siempre está en la memoria de la gente, esa que hoy seguramente tendrá un tiempito para la reflexión y rendirle un modesto y merecido homenaje".
Argentino Argañaraz
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Mundial de Clubes Marruecos 2022. Organizado por la FIFA.

Te Puede Interesar