Rosario

Asesinaron a dos personas por festejar el triunfo de Central

Dos hombres de 39 y 22 años, respectivamente, fueron asesinados luego del 2-0 de los "Canallas" ante Newell's.
lunes, 20 de octubre de 2014 · 08:17
El clásico rosarino terminó una vez más en tragedia luego de que dos hinchas de Central fueran asesinados en momentos en que festejaban el triunfo del equipo de Miguel Ángel Russo ante Newell's, ambos en distintas zonas de la ciudad.

Según adelanta el diario La Capital, la primera víctima es un hombre de 39 años llamado Martín Acosta, quien cerca de las 18:30 recibió uno de varios disparos que ejecutó un vecino del Barrio Belgrano en su intento de amedrentarlo y que, así, terminase de festejar en plena vía pública la victoria de su equipo.

El disparo mortal fue en la región dorsal y aunque una ambulancia llegó a tiempo para trasladarlo a un hospital de emergencias, el hombre falleció alrededor de las 21 horas. Versiones indican que al momento de recibir el disparo estaba acompañado por su pequeño hijo.

El episodio mortal que terminó con el fallecimiento de Acosta ocurrió en la zona noroeste de Rosario mientras que un segundo caso de homicidio pos clásico ocurrió en el sudoeste cuando el joven Lautaro Bova, de 22 años, fue apuñalado a la altura del esternón luego de que por alguna circunstancia aún no aclarada fue identificado como hincha de Central. También llegó a ser atendido en un hospital pero murió horas después.

En ambos casos los agresores fueron identificados, aunque en el primero el mismo está prófugo. Por la muerte de Lautaro Bova, en tanto, fue detenida una persona identificada como José Luis C., de 35 años, a quien se le secuestró el arma blanca con la que apuñaló al joven.


Un centenar de hinchas, en la casa del presidente de Newell's

 

Caerca de 100 hinchas de Newell's llevó anoche sus fuertes reclamos hasta el domicilio del presidente Guillermo Lorente, quien salió a la puerta para escucharlos y calmarlos.

El tirante episodio ocurrió tras el nuevo revés, en la ocasión por 2-0 ante Rosario Central en el Gigante de Arroyito, en el candente clásico de la ciudad, esta vez por la duodécima fecha del Torneo de Primera División.

Uno de las demandas estuvo directamente relacionada con la situación del entrenador Gustavo Raggio, a quien la derrota lo hace peligrar en su puesto.

En su página de Internet La Capital de Rosario consigna que hubo escenas de tensión, pero sin que se llegara a la violencia física.

Sí hubo en las inmediaciones del Coloso Marcelo Alberto Bielsa daños causados en los automóviles de los dirigentes ñulistas.

Otras Noticias