Anoche

María Paula Godoy estrenó su "Vidala para cantar en los Túneles de La Merced"

Mirá el video
lunes, 24 de mayo de 2021 · 10:53

La cantora y compositora María Paula Godoy estrenó anoche, a través de su plataforma de YouTube, el video de su "Vidala para cantar en los Túneles de La Merced", una obra compuesta y registrada al interior de estos misteriosos túneles abandonados, ubicados en la localidad de La Merced, departamento Paclín.

Para la realización de la pieza audiovisual, donde fue aprovechada en tiempo real la reverberación natural del túnel para el registro sonoro del canto, la artista contó con un equipo integrado por Agustín Lagos en fotografía, Matías Reynoso en el montaje, Juan Martín Angera en el sonido y Mauricio Pedrouzo en diseño gráfico.

María Paula agradeció también la colaboración de Arturo Zuliani, actual propietario y cuidador permanente de este singular espacio turístico de Catamarca.

En la presentación de su video, la artista reflexiona sobre la experiencia:

"No dudo en contarles que meditamos mucho a la hora de programar este estreno. Los momentos que corren son precisamente los que inspiraron la canción, nacida en el mismo instante en que tuve la oportunidad de sumergirme en estos túneles, en la provincia de Catamarca (Argentina), por primera vez. 

Si hay algo que la pandemia nos está haciendo es intensificar nuestra relación con la muerte, ya que el virus la puso a rodar en la calle como una lotería biológica. Entonces, cantar y representar algo como el paso entre la vida y la muerte, puede también movilizar heridas. 

Pero entiendo que el arte también sana cuando señala o acaricia lo que tanto tememos, lo que tanto nos lastima. Compartir este canto es lo más sincero que puedo entregar y creo que, por ende, lo mejor en medio del clima que vivimos como comunidad. 

Conocí a la muerte a través de la pérdida de mi padre, cuando era adolescente. Lo que el túnel me trajo en cuanto puse un pie dentro fue una clara vivencia sobre todo lo que soñé, viví, pregunté y leí desde que sufrí aquella pérdida. 

Detrás de la letra de esta vidala, late también el deseo de que podamos aprender la muerte de nuevas maneras, abrazando la totalidad de la vida/muerte como un todo que nos permita ganar segundos, horas y días dentro de la frecuencia del amor. 

Como si fuera poco el caudal de experiencia que implica entrar en este misterioso espacio, también está lo auditivo; transitar el túnel es dejarse atravesar por su sonido. La reverberación multiplica la voz a lo largo de 2080 metros de recorrido, devolviendo acordes, vibraciones, voces y un rugir sereno que el mismo túnel pareciera generar de manera constante para terminar de atraparte". 

Otras Noticias