Cultura

A un año de la partida de Héctor Pianetti

miércoles, 2 de septiembre de 2020 · 17:30

Hacer un recorrido por el acervo cultural catamarqueño que contemple las últimas cuatro décadas, nos remite inevitablemente a muchos hombres y mujeres que han trabajado en pos de dejar trascender los valores culturales que nos identifican.

En ese contexto y de ese conjunto ha formado parte Héctor Pianetti, fallecido en 2019. Una figura reconocida por los catamarqueños, cuyos aportes lo ubican, sin dudas, como un hacedor de Cultura. Los hechos hablan más allá de las palabras y él supo construir, dejando un legado importante que se ve y trasciende el tiempo.

Fue un soñador que trabajó denodadamente habilitando espacios.

Algunos aportes silenciosos de Héctor Pianetti, se vinculan decididamente con la posibilidad de habilitar espacios que permitieron visibilizar el hecho cultural producido por los catamarqueños, para los catamarqueños. Entre los hechos más destacados, se lo recuerda por haber revolucionado la escena local a través de sus obras y de sus cursos dictados en la Escuela provincial de Teatro “Juan Oscar Ponferrada”, sin perder de vista a sus antecesores, a quienes fueron pioneros en épocas de los concursos inter provinciales estudiantiles. Fundó el Taller Municipal de Teatro que dio origen a la creación de la actual Comedia municipal. Promovió la actualización y digitalización de la radio FM Municipal, Participó activamente en los proyectos de creación del Urbano Girardi y Teatro del Sur, con el objetivo de que los sectores de escasos recursos también puedan acceder al teatro. Fomentó la participación del Teatro Catamarqueño en muchos rincones del país, llevando a presentar elencos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y participando de cuanta muestra regional lo habilitara. Creó y dirigió la Cooperativa Artística-Cultural “El Taller” hasta sus últimos días, abrazó la cultura y la expresión teatral como pocos, su pasión le habilitó el mote de “El Loco”, entendiendo siempre que el compromiso no se centraba en la individualidad, ni en “egoísmos” vanidosos, sino más bien en un proyecto generoso, colectivo y popular, bajo las premisas de que:

No se entiende el trabajo de un pueblo, si no se conoce su cultura.

No se entiende la política, si no se reconoce el equilibrio de los intereses sectoriales.

El consideraba que en Catamarca era escaza la promoción de actividades por organizaciones cooperativas.

Por eso él quiso armar una estructura de trabajo artístico, horizontal, participativo, democrático, no excluyente y que les permitiera a los actores poder liberar toda la expresividad dramática de nuestra sociedad.

En síntesis, Hector Pianetti, generó desde siempre, pero con reales logros cooperativos, luego de su regreso a la provincia en el año 2011, luego de diez años de estar fuera de la provincia, de acuerdo a sus creencias e ideales en pos de una sociedad mejor, espacios de grupos de trabajo, involucrados con la problemática cultural y en la construcción del tejido social artístico y cultural catamarqueño.

Con esta actividad él pudo nuevamente a dar vida a la actividad teatral de manera continua, ya que se pudo empezar a rescatar la corriente de público que históricamente gustó del teatro y que estaba alejada del mismo, poniendo siempre el énfasis en rescatar el teatro catamarqueño.

De Juan Martín Angera

Otras Noticias