Refugio de lectura

Por María del Rosario Andrada
domingo, 8 de septiembre de 2019 · 02:13

POR LA NOCHE LOS GATOS
de ANTONIO CISNEROS (Poesía 1961-1989)
Ed. Fondo de Cultura Económica - México- Colec. Tierra Firme

ANTONIO CISNEROS (1942-2012) Nació en Lima, Perú. Escritor, traductor, guionista de cine. Premios: Casa de las Américas; Gabriela Mistral; Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda; Latinoamericano. Autor de: Destierro, David, Comentarios Reales. Canto ceremonial contra un oso hormiguero, Agua que no has de beber, Como Higuera en un campo de Golf, El libro de Dios y de los húngaros, Crónicas del Niño Jesús de Chilca y otros.


El autor es único en su estilo de mostrar las cosas, los sucesos, las personas. Esta obra condensa textos que se mencionan en su biografía. “Comentarios Reales” fue escrita por Garcilaso de la Vega en la época del Virreinato, donde narra usos y costumbres del imperio del Tahuantinsuyo. Bajo el mismo título, Antonio Cisneros expone una cosmovisión del mundo andino en un flujo permanente de símbolos. Son verdaderas denuncias contra el sometimiento y la colonización, se burla de los conquistadores, de sus hazañas, de la fe católica que infunden e imponen. En el poema “Consejo para un Viajero” le dice al Virrey Toledo: “Señor de los Obrajes, con tus mejores zapatos/ …tus cabellos sueltos/…cabalgas Señor de Sombra/las negras cruces nos anunciaron tu viaje… Mas al regreso/ no beses mujer o hijos/ pues alacranes cantan bajo tu lengua./ Señor de la muerte”. En el poema “Cuestión de tiempo” le habla al conquistador del Perú (Almagro) denunciando el mal negocio que hizo, porque al final, el sol con su abrelatas destapó a sus soldados bajo el hambre de una nube de buitres.  En “Dos Precursores” dice: “Aguilar el minero, harto ya de españoles… decide echar al agua, cucarachas, gerentes de cabildo, cardenales, empolvados virreyes. Y buscarse /algún inca, o siquiera unos curacas/ sobrantes de bautizos y matanzas…”.

Cisneros utiliza animales e insectos en toda su obra como una manera de generar una crítica donde aparece lo grotesco y la fuerte ironía que lo caracteriza. El poema “La araña cuelga demasiado lejos de la tierra” tiene muchas connotaciones, degradación cómica; el poeta es como la araña, ya que tiene su lugar marginal en la gran casa, pero por su conciencia política sabe que tiene que salir de ella. Los animales –como dice Matías Ayala, de la Universidad de Chile- “tienen una doble cualidad crítica. Por una parte, el sujeto se proyecta para desenmascararse de su clase, por otra alude al pueblo como animal. Este doble uso de la figura del animal le permite hacer una clara afirmación política”. 

Coexiste en su poesía una determinada cadena de significados que le dan identidad, y es precisamente un zoológico imaginario muy peculiar que le permite acusar, develar situaciones y cuestionar la civilización, por ejemplo: “La araña cuelga demasiado lejos del tierra,/ tiene ocho patas peludas y rápidas como las mías/ y tiene mal humor y puede ser grosera como yo/ y tiene un sexo y una hembra- o macho, es difícil/ saberlo en las arañas- y dos o tres amigos, desde hace unos años/ almuerza todo lo que se enreda en su tela/ y su apetito es casi como el mío, aunque yo pelo los animales antes de morderlos… la araña cuelga demasiado lejos de la tierra / y ha de morir en su redonda casa de saliva,/ y yo cuelgo demasiado lejos de la tierra…”. Lo mismo ocurre con los  poemas Canto ceremonial del oso hormiguero; Por la noche los gatos; Jonás y los desalienados; Denuncia de los elefantes, El puercoespín, Las aves marinas hambrientas llegaron al centro de Lima, etc. 

Antonio Cisneros, considerado uno de los más grandes poetas del habla hispana, debe ser leído, analizado por la riqueza de sus textos, la imaginación y originalidad.

Otras Noticias