Últimas funciones

Termina "El banquete de los sobrevivientes"

Cierra el año la obra de La Corredera, escrita y dirigida por Alberto Moreno.
domingo, 1 de diciembre de 2019 · 02:03

Los próximos viernes 6 y sábado 7 de diciembre se harán las últimas funciones del año de la más reciente producción teatral del grupo La Corredera, "El banquete de los sobrevivientes", obra escrita y dirigida por Alberto Moreno. 

La obra cuenta con las  actuaciones de Patricia Medina, Juan Alessandro, Amaicha González, Agustín Andrada. Realización escenográfica de Rosa Visconte. Iluminación y técnica de Pablo Lima. Realización de vestuarios de Tomás Reartes, Gráfica y asistencia general de dirección de Martín Musarra. Producción general de La corredera. 

La cita cada día será en el Teatro del Sur a las 22 hs. Valor de la entrada 200 pesos y está destinada a público adulto.

Sinopsis

Unos actores son convocados para leer el “Banquete” de Platón. A partir de allí se suceden una serie de banquetes con repeticiones, variaciones y perversiones de los tópicos planteados por Sócrates y Platón en el siglo IV antes de Cristo.

Cada uno de los banquetes se construye con restos, desechos, fragmentos, citas e inmediatamente se deconstruyen a partir de preguntas. 

Hay una pequeña luna helada que gira en la órbita de Urano llamada Miranda. Su nombre fue puesto por el personaje femenino de “La tempestad” de Williams Shakespeare. Miranda explotó y todos sus pedazos volaron y volvieron a unirse de una manera caótica. Es una luna hecha de pedazos y remiendos, por eso su superficie tiene una variedad extraordinaria de terrenos distintos. 
Miranda, esa luna lejana, nos está mirando y se nos ríe irónicamente. 

Cada banquete es puesto como un hecho catastrófico y nos recuerdan que nuestras catástrofes ya no tienen lugar, a nadie les importa. Puede que estén en cada paso que damos, en cada vaso de agua que no vamos a tomar o en el que vamos a dar la vuelta. Las catástrofes se generan en las fisuras de una pared de cemento mal fraguado. El mundo surcado por fisuras. Y desde allí, eso que llamamos la vida. Y nosotros moviéndonos locamente como máquinas catastróficas del deseo.

"¿En qué banquete decidiremos celebrar? ¿Qué llevaremos a la mesa? ¿Qué vamos a tomar? ¿Cómo nos iremos?", reza a modo de apelación al público la invitación.n

Otras Noticias