jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Balance para el Rally del Poncho

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de julio de 2008 - 00:00
Catamarca cerró con el Rally del Poncho la primera mitad del año. El Tango RT de la mano de Marcos Ligato abrochó otro triunfo; Federico Villagra fue escolta, con lo que amplió su dominio en el campeonato.

La puja deportiva fue intensa, la lucha por el uno mantuvo el misterio hasta el último instante, hasta los últimos 5.200 metros, merced al despliegue de Villagra y Ligato.

Ya en la semana previa, El Ancasti había anunciado la marcada paridad, y el alto nivel, que finalmente exhibió el excelente parque mecánico.

La primera presunción fue la polenta que mostraría Federico Villagra en su retorno, luego de imponerse en Mina Clavero y Bariloche junto a su VRS Team, y la firmeza que ofrecería sus máximos oponentes: Marcos Ligato/Tango RT imponiéndose en Tucumán y Catamarca, sin descuidar el poderío técnico de Gabriel Pozzo/Subaru- Barattero para liderar en San Luis.

Con todos estos condimentos, más el espectacular presagio que nos brindó la maravillosa y masiva rampa de lanzamiento (la mejor del año, dijo el navegante Marcos Silva, y Villagra dijo haberse sorprendido por el espectáculo) no podíamos esperar menos del desenlace de la carrera. La foto de este artículo está dedicada al dirigente Jorge Acevedo. Quien a pesar de tantos años en el rally no aprendió de los tiempos que maneja la prensa gráfica, y no se privó de criticar desatinadamente a El Ancasti por no publicar una foto de la rampa en la edición del sábado. Le recordamos que a las 23, cuando se desarrollaba la misma, el diario ya se estaba imprimiendo...

Pero la rampa no fue el único atractivo, porque hubo lucha en todas las clases, incluso en los que perseguían la punta de la carrera: Alejandro Cancio mantuvo su regularidad para llegar cuarto y mantenerse el Top five del torneo.

En tanto que con los colores de Subaru, volvió a ser Claudio Menzi el único en el podio, y salvó de nuevo la pilcha de la marca, que a pesar de alistar a Gabriel Pozzo, con Edgardo Galindo en la navegación, no alcanzó para estar en la vanguardia. Otro que no logró lo esperado, pero presionó con su presencia entre los mejores registros, Nicolás Raies, también con Subaru.

A pesar del triunfo de Ligato, el Coyote sacó una luz de 13 unidades en el certamen, Marcos Ligato dio una nueva muestra de que se acabó el monopolio y se dispuso a arrebatarle la corona.

En la N3, el hombre del Shroeder Competición, Darío Hernández, amplió su ventaja (a 33 puntos) sobre el catamarqueño Mario Sampayo, que sigue en crisis. El catamarqueño ganó la etapa del domingo, luego del abandono del sábado. No hubo error alguno, como en Tucumán, es decir, el equipo no tiene fallas evidentes, pero algo anda mal: ¿será una mala racha, o habrá que pensar en un auto que rinda a la altura de las exigencias?

Lo mejor fue Jorge Moreyra, segundo en la clase N2, situación que sumada al segundo puesto logrado en Tucumán, sólo nos deja picando una pregunta ¿fue acertada la decisión de iniciar la temporada con un N4; no habría sido mejor buscar el campeonato y evitar la frustración de no concluir el calendario en un tracción integral? Es algo que sólo el equipo sabe.

Por otro lado, Raúl López (N2) y Jair Jalile (N4 Light) se sumaron a la fiesta, y cumplieron con dar la vuelta.

La N4 Ligth, quedó para Gerardo Padilla (Mitsubishi/VRS) y se acercó a Nicolás Carlomagno (Mitsubishi), que fue su escolta, con lo que lidera por sólo cinco puntos.

La Súper R es la benjamín de la categoría, y en nuestra provincia sumó apenas tres máquinas, de los cuales arribaron dos al final. Los laureles fueron para Roberto Castro, sin embargo, Sebastián Abramián manda en el campeonato.

En la faceta organizativa, Catamarca mostró una gran evolución. Al margen de algunas circunstancias que causaron inconvenientes, como por ejemplo, la ruptura del

Sistema de cronometraje en la PE1, motivado por una piedra que impactó tras el paso de Villagra por el corte, aunque correspondía que Acryr responda con una solución a la altura de sus aranceles.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar